Jugadores de semestre

Así deberían denominarse la mayoría de los deportistas uruguayos que practican “profesionalmente” básquetbol en nuestro país. Son escasos los ejemplos de basquetbolistas que tienen actividad la mayor parte del año, mientras que la mayoría son “jugadores de semestre”.

Normalmente se apunta a los problemas de desarrollo de los jugadores jóvenes acusando a las Divisiones Formativas de los clubes. Seguramente habrá muchas cosas por corregir en ese nivel, pero al menos mientras los chicos forman parte de ellas, tienen actividad de febrero/marzo a diciembre.

Por el contrario, cuando los jugadores alcanzan los 20 años, en vez de aumentar la competición y tiempo dedicado al basquet, normalmente disminuye. ¿Cómo puede ser?

Combinemos una Liga Uruguaya corta, una Segunda División aún más escueta, agreguemos la falta de una liga de desarrollo paralela organizada, y por último un factor de gran preocupación: la falta de seguimiento y plan de trabajo de los clubes respecto a sus jugadores.

En este último punto me quiero detener. Resulta llamativo que la mayor parte de los clubes (hay un par de excepciones) sólo registren la actividad de sus jugadores durante el período comprendido entre el inicio de la pretemporada y la finalización del torneo (para la mayoría entre 5 y 7 meses). Eso significa que los jugadores están, salvo excepciones, entre 5 y 7 meses a la deriva.
¿No debería existir una evaluación post temporada del rendimiento del jugador? Un diagnóstico y posterior plan de trabajo para su perfeccionamiento tanto técnico-táctico como físico? ¿Cómo puede ser que los jugadores entre 20 y 24 años no mantengan su proceso de desarrollo en la edad donde determinan para qué están?

A ellos habría que sumar a los mayores de 24 años que se encuentran bajo contrato con el club, y por qué no a quienes se incorporan y recién son evaluados cuando inicia la pretemporada.

Los agentes también debemos tomar cartas en el asunto y buscar colaborar con los jugadores para que tengan un soporte profesional y no permitirles dejarse estar.

Que el jugador finalice la temporada, se tome un tiempo breve de completo descanso – también necesario-, y luego se evalúe y establezca un esquema de trabajo previo al siguiente torneo. Ello debe incluir un plan físico, trabajo de técnica individual con hincapié en aquello que representa mayor dificultad para el deportista, ajustes en lo táctico/conceptual utilizando muchas veces videos, revisión nutricional, etc.

En tanto, las autoridades deberían buscar diagramar una Liga Uruguaya que dure alrededor de 8 meses (mínimo 6 para todos, incluyendo a quienes desciendan), más 6-8 semanas de pretemporada que normalmente hay, para que así todos los clubes y jugadores registren entre 8 y 10 meses de actividad fija, complementado por 2-4 meses de “post temporada” supervisada. También extender el período de competencia del

Metropolitano y poder coordinarlo con DTA y Ligas del Interior.
La mayor parte de los clubes de Liga Uruguaya financia los contratos de sus jugadores y entrenadores en 10 meses, por lo cual desde ese lugar no tiene lógica que casi la mitad de ese tiempo les paguen estando en sus casas.

A continuación mostraremos algunos datos que reflejan la realidad de nuestros jugadores de Liga menores de 25 años (estadísticas oficiales extraídas de www.fubb.org.uy):

*LUB: 13 equipos con 7 fichas mayores incluyendo extranjeros (hubo equipos que no completaron las fichas)
– Ningún jugador llegó a los 40 juegos, solo 10 a los 30.
– Sólo un jugador llegó a los 1.000 min, 8 alcanzaron los 500min, y 26 los 200min.
– 5 jugadores únicamente llegaron a competir 7 meses (en realidad 4 por la lesión de Nicolás Alvarez), y 11 alcanzaron los 6 meses (en realidad 10 por lo ya comentado). Hubo jugadores de equipos que compitieron 3 meses y medio.

Jugadores Sub25 (con participación) de los finalistas Malvín y Trouville
Período competitivo: 7 meses
Mathías Calfani (Malvín) 23 años 31 juegos, 850min *Perdió juegos por lesión
Marcel Soubervielle (Malvín) 23 años 38 juegos, 387min
Manuel Romero (Trouville) 23 años 38 juegos, 730min
Nicolás Álvarez (Trouville) 23 años 18 juegos, 409min
Hernando Cáceres (Trouville) 20 años 38 juegos, 316min *Perdió juegos por lesión

Semifinalistas: Hebraica y Macabi-Atenas
Período competitivo: 6 meses y 10 días aprox.
Luciano Parodi (Hebraica) 21 años 34 juegos, 1106min
Salvador Zanotta (Hebraica) 20 años 35 juegos, 596min
Octavio Medina (Hebraica) 19 años 35 juegos, 466min
Agustín Zuvich (Hebraica) 20 años 31 juegos, 170min
Iván Loriente (Atenas) 23 años 33 juegos, 851min
Mauro Zubiaurre (Atenas) 21 años 19 juegos, 118min

Cuartos de Final: DSC, Goes, Aguada y Larre Borges
Período competitivo: 5 meses y medio aprox.
Diego García (DSC) 23 años 29 juegos, 625min
Andrés Aristimuño (DSC) 23 años 31 juegos, 474min
Matías Guerra (Goes) 23 años 28 juegos, 208min
Cristian Pereira (Goes) 21 años 27 juegos, 127min
Lucas Vassalucci (Aguada) 21 años 28 juegos, 394min
Andrés Dotti (Aguada) 22 años 27 juegos, 239min
Gonzalo Iglesias (Aguada) 22 años 28 juegos, 175min
Leonardo Bouchaton (LB/H&M) 21 años 28 juegos, 263min
Matías Nicoletti (Larre Borges) 21 años 23 juegos, 127min
Guillermo Bruni (LB/Trouville) 23 años 25 juegos, 108min

OTROS (menos de 5 meses de competencia oficial) con mínimo de 200min:
Nicolás Catalá (Bohemios) 24 años 26 juegos, 547min
Diego Tortajada (Bohemios) 22 años 27 juegos, 302min
Rodrigo Brause (Biguá) 21 años 22 juegos, 469min
Federico Pereiras (Biguá) 21 años 24 juegos, 430min
Maximiliano Cervi (Oli/Mal) 23 años 23 juegos, 563min
Abel Agarbado (Olimpia) 22 años 23 juegos, 408min
Marcelo Nessi (Mon/DSC) 21 años 19 juegos, 384min
Marcel Pierri (Montevideo) 23 años 20 juegos, 354min
Federico Della Mea (Mon/Tab) 23 años 20 juegos, 346min
Leonardo De Pena (Sayago) 21 años 19 juegos, 363min
Alex Lopez (Sayago/Trouville) 21 años 19 juegos, 272min

Para tener una comparativa, debajo se enumeran ejemplos de Liga Argentina (LNB). Vale aclarar además que Argentina cuenta con una Liga de Desarrollo (Sub21 + dos Sub23) paralela a la LNB (de enero a mayo). El MVP de la LDD fue Juan Pablo Vaulet, posteriormente drafteado en la NBA, quien además disputó 34 juegos con el equipo adulto de su club (Bahía Basket) con 590min en cancha.

Finalistas. Período de competencia: 9 meses y medio
Santiago Scala (Gimnasia) 24 años 70 juegos, 2014min, 29 promedio
Gabriel Deck (Quimsa) 20 años 66 juegos, 1587min, 24 promedio
Semifinalistas. Período de competencia: 9 meses aprox.
Mateo Bolivar (San Martin) 23 años 62 juegos, 1077min, 17 promedio
Luca Vildoza (Quilmes) 20 años 62 juegos, 1400min, 23 promedio
Tayavek Gallizi (Quilmes) 22 años 65 juegos, 1094min, 17 promedio
Cuartos de Final. Período de competencia: 8 meses y medio aprox.
Franco Giorgetti (Peñarol) 22 años 60 juegos, 1342min, 22 promedio
Luciano Massarelli (Peñarol) 22 años 61 juegos, 1026min, 17 promedio
Marcos Delia (Obras) 23 años 59 juegos, 1582min, 27 promedio
Tomas Zanzottera (Obras) 22 años 58 juegos, 1111min, 19 promedio
Pedro Barral (Obras) 20 años 55 juegos, 827min, 15 promedio
Nicolas Brussino (Regatas) 22 años 55 juegos, 1249min, 23 promedio
Andrés Landoni (Regatas) 24 años 44 juegos, 790min, 18 promedio
Sergio Mora (La Unión) 22 años 52 juegos, 524min, 10 promedio

La lista continúa. Pero para resumir, pondremos dos ejemplos de jugadores que estuvieron en los colistas (Libertad y Ciclista Juninense):
Período de competencia: 7 meses y medio aprox.
Kevin Hernández (Ciclista) 24 años 49 juegos, 1382min, 28 promedio
José Vildoza (Libertad) 19 años 48 juegos, 620min, 13 promedio

Comentar con Facebook