Habían avisado

 

Sobre las 16 horas del sábado, Malvín concurrió al Palacio Peñarol a realizar trabajos con miras al cuarto partido ante Defensor Sporting. Hasta ahí una información irrelevante, pero el tema es que una vez concluido el entrenamiento, existieron comunicaciones para avisar que el piso estaba igual o peor que el viernes por la noche.

De hecho el mismo Fernando Martínez habló con jugadores de Trouville para anunciarles que tomaran recaudos ya que la práctica no había sido para nada normal.

Más allá de los ventiladores que se colocaron en las esquinas de la cancha, los mismos no estuvieron cerca de ser suficientes para mejorar el estado del piso.

Comentar con Facebook