No se dio por vencido

Hebraica derrotó 85-72 (13) a Trouville y obliga a jugar un quinto partido. Hicks fue una gran figura del “Macabeo” muy bien secundado por Parodi, mientras que el “Rojo” lamentó su gran cantidad de libres errados.

El partido comenzó con una leve ventaja a favor del “Macabeo”, que a pesar de los malos números de García Morales de triples (0/3), los suplió por los de Hicks anotando un triple y haciéndose fuerte en la pintura también, por el lado del “Rojo” la carta ofensiva fue Borsellino. Los primeros 10 se fueron 19-14 a favor de Hebraica.

Hebraica mejoró notoriamente la efectividad en tiros de dos puntos anotando 7/9, pero seguía sin ser efectivo en los triples errando los tres que tiró. Trouville tenía un goleo repartido e ingresó Romero, en lugar de Vidal que no tuvo una buena noche, anotó dos triples y fue muy importante para remontar los 5 puntos de ventaja que tenía el rival y pasar por 3, pero Hebraica con buenos minutos de Hicks y Parodi volvió a ponerse por delante.

El tercer chico fue el punto de inflexión, los dirigidos por Zylberstein llegaron a sacar 11 a pesar de que sobre el final Trouville achicó la distancia. Hebraica seguía haciendo su juego en la pintura mientras que el “Rojo” erraba mucho desde los 6.75 y aún más libres.

El último cuarto duró 5 minutos hasta que el “Macabeo” sacó 19 puntos y selló el resultado. Ambos entrenadores aprovecharon para dar descanso a algunos jugadores y sobre el final Trouville pudo maquillar el resultado y terminar 85-72.

El mejor jugador de la cancha fue el panameño Michael Hicks con 25 unidades y 5 asistencias junto a Luciano Parodi con 7 puntos y 8 asistencias. Por el lado de Trouville el más destacado fue Izuibejeres con 15 tantos y 4 rebotes.

Comentar con Facebook