“Uruguay siempre es competitivo”

En una interesante nota publicada por el sitio www.fiba.com, se desarrollan las expectativas de Marcelo Signorelli como nuevo entrenador de la Selección Uruguaya, así como su visión de nuestro país con respecto al resto y resaltó el hecho de ir en busca del Sudamericano:

 

MONTEVIDEO (Campeonato Sudamericano 2016) – La Federación Uruguaya ya piensa en el calendario internacional de 2016 con la presentación del nuevo entrenador del equipo nacional, Marcelo Signorelli. El estratega pretende un Uruguay que se acerque a los mejores.

Signorelli, de 53 años, lleva algo más de 20 años como entrenador, en los que logró dos títulos en la Liga de Uruguay, con Biguá 2008 y con Hebraica Macabi en 2012. Además, acumula experiencia internacional en clubes, luego de trabajar en Italia, México, Paraguay y reciente, en Panamá.

El entrenador no ocultó que la designación le provoca “una sensación de alegría infinita. Tenía algunos indicios de que podían ofrecerme el cargo, pero eran solo rumores. Hasta que finalmente se concretó el acuerdo. Todo entrenador sueña con dirigir la selección de su país y para mí es cumplir ese sueño, que significa un gran orgullo, que además, lleva mucha responsabilidad”.

Luego de la buena tarea en los Juegos Olímpicos de 1984 y la última participación en el Mundial de 1986, la selección de Uruguay no disfrutó de grandes momentos, más allá de los títulos sudamericanos en 1995 y 1997 o la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de 2007.

Signorelli admitió que llega a un equipo que “tiene potencial, porque hay buenos jugadores. Uruguay siempre fue competitivo, tiene nivel. Ahora tenemos que trabajar para llegar más alto. Va a ser un lindo desafío para el grupo. El baloncesto internacional cambió, muchos países avanzaron y nosotros debemos intentar llegar a eso. A nivel personal también es un desafío, que me llega en el momento justo de mi carrera”.

20160330_115944

El estratega tendrá como primera experiencia internacional el Campeonato Sudamericano, que se disputará en Venezuela, a finales de junio. Para ese torneo se plantea “conformar el equipo más poderoso, tener una buena preparación y llegar lo más arriba posible. Lo ideal es ir subiendo escalones de a poco para lograr triunfos. El Sudamericano es una prueba atractiva y buscaremos ganarlo, aprovechando que Argentina, Brasil y Venezuela están pensando en los Juegos Olímpicos. Uruguay siempre es competitivo en Sudamérica”.

Signorelli remarcó que “para tener posibilidades concretas Uruguay debe armar un equipo que tenga bien definido los roles, con solidez defensiva, inteligente, compacto. Hoy se juega con mucha intensidad y a alta velocidad. Deberemos apuntar a eso”.

El nuevo entrenador del seleccionado uruguayo adelantó que contará con todos los jugadores, los históricos, los que están en el exterior y hasta con varios jóvenes. Sin embargo, es prudente para asegurar que habrá un recambio generacional.

Señaló que piensa “convocar a los mejores jugadores. Varios de los que están en el exterior me manifestaron que estarán disponibles. Tener a los mejores jugadores aumentará nuestro poderío. Al mismo tiempo voy a ver a chicos jóvenes para tratar de incorporarlos al proceso, para verlos de primera mano. Creo que hay material para el recambio, aunque la renovación se va dando por proceso lógico. Siempre hay que apuntar a los jóvenes, pero recién cuando trabajemos con ellos podremos decir si el recambio es ahora o más progresivo”.

Signorelli tiene al nuevo sistema de clasificación FIBA 2017 como uno de sus objetivos, aunque para eso deberá esperar algunas resoluciones políticas.

“La idea es apuntar al inicio de la nueva clasificación para el Mundial 2019, pero el acuerdo inicial con la Federación es solo por este año. Mi continuidad dependerá de las elecciones que se darán en la FUBB en junio. Por supuesto que pensamos en un proyecto a largo plazo y confiamos en poder desarrollarlo”, manifestó.

Fuente: www.fiba.com

Comentar con Facebook