Se queda sin jugar

Finalmente la FUBB no dio a lugar a la petición de Capitol y Santiago Ramírez se quedará sin la posibilidad de disputar la Liga Uruguaya de Ascenso.

Los del Prado había solicitado un Consejo Superior para tratar su habilitación tras varias idas y vueltas que incluyeron; una carta de autorización, luego un comunicado para anular la misma, el posterior pedido al Tribunal de Apelaciones para rever el caso y la negativa del mismo.

El más perjudicado sin lugar a dudas es Ramírez, que a sus 23 años deberá esperar 8 meses para volver a jugar. Entre tantas pálidas, se maneja la posibilidad que el “Coco” ocupe el lugar de ficha sub 25 en Malvín si es que se confirma la salida de Mathías Calfani del club.

Comentar con Facebook