Aluvión rojo

Trouville aplastó a Biguá 92-46  en la semifinal del Torneo Sub 23 quedando de esta manera clasificado a la final que se disputará el martes 20 horas en cancha de Sayago y será televisado por VTV.

Por Mateo Gallardo

El partido comenzó mejor para el elenco rojo que cumplía con un muy buen trabajo defensivo además de estar muy inspirado en ataque destacándose Manuel Mayora con porcentajes muy altos desde el perímetro que le permitían a la visita abrir la primer ventaja de 15-5 promediando el cuarto. A Biguá no le dio rédito la zona,  se veía muy superado y no encontraba ningún tipo de soluciones, se mostraba muy errático y quien anota era Facundo Grolla. Trouville también contaba con muy buenos aportes de Hernando Cáceres, las diferencias en cuanto a juego eran muy grandes entre ambos equipos y el primer chico terminó 29-12.

El segundo cuarto mantuvo la misma sintonía. Los dirigidos por Rovira no hacían pie en el juego y su rival no bajaba la intensidad. Augusto Pons encontró en el banco  un muy buen ingreso de Martín Mayora y el rojo le dominaba completamente el rebote ofensivo a Biguá, que le costaba una enormidad convertir. Poco a poco la diferencia comenzaba a ser indescontable llegando a tener 26 puntos de renta (38-12) cuando restaban 4 minutos para el final del primer tiempo. El pato de Villa Biarritz era la antítesis de lo que mostraba Trouville en cancha, dentro de muy bajos rendimientos en sus jugadores el que aportaba ofensivamente con una serie de triples convertidos seguía siendo Grolla, no pudiendo descontar prácticamente. El primer tiempo finalizó 48-27 a favor del los de Pocitos y el partido parecía estar liquidado.

A la vuelta del complemento nada cambió y el score marcaba cada vez más diferencia.  Trouville tuvo un rendimiento colectivo muy alto y parejo a lo largo de todo el juego, encontrando cada jugador su momento. Era muy buena la tarea de Ducasse y Cáceres además de buenos aportes de Monteverde y los hermanos Mayora. En los minutos finales la renta era de 23 unidades (65-42) pero la misma siguió creciendo, entrando al último cuarto el rojo de Pocitos 71-42.

Claramente los últimos diez minutos (y quizás hasta el segundo tiempo en su totalidad) sobró. Jamás Biguá encontró una respuesta anímica ni basquetbolística que hiciera pensar que podía colocarse en partido. Fue realmente vapuleado por un Trouville que jugó en un nivel muy alto, Con el correr de los minutos los entrenadores fueron rotando el banco y el partido finalizó con un marcador apabullante, 92-46.

SÍNTESIS:

Trouville (92): Hernando Cáceres (20), Manuel Mayora (20), Manuel Monteverde (12), Martín Mayora (11), Juan Ducasse (14), Federico Soto (4), Lucas Consani (3), Andrés Bidault (3), Felipe Monteverde (2).

Biguá (46): Facundo Grolla (25), Joaquín Jones (8), Nicolás Martinez (6),  Martín Couñago (5), Mauricio Aguirre (2)

Comentar con Facebook