El último paso

En cada clínica de formación a la que he asistido, no hay un solo disertante que no diga que la clave para que el jugador alcance su máximo potencial deportivo esta en el desarrollo técnico individual
Yo coincido plenamente con esta idea pero con los años también he visto quedarse por el camino chicos con muy buenas cualidades técnicas, o también otros que han logrado hacerse un lugar en primera división con distintas herramientas

No solo los jugadores técnicos juegan, también el defensivo que cortina 8 veces sin tocar la pelota, el trabajador que pule lo poco que ha heredado para alcanzar buen nivel, el inteligente que ordena a sus compañeros en cancha o incluso esos aún más inteligentes que además te ordenan el vestuario

Es por eso que comencé a darle un poco más de valor a los últimos dos años de formativas (incluso al siguiente también) en los cuales se consolida el juego.
En esta etapa comienza a definirse el rol dentro de la cancha, ya no buscamos la versatilidad como concepto primario, si no que a través de la especificidad de su rol, buscamos el rendimiento que le permita ganar minutos a nivel profesional

Pero es a nivel mental donde se dan los mayores cambios
Son sus primeros entrenamientos con el plantel principal, en donde se ven las diferencias de kilos, experiencia para resolver situaciones de juego y las ventajas que dan años de entrenamiento
Acá es donde algunos se empiezan a cuestionar si son realmente buenos como hasta hace 3 meses se creían cuando en juveniles eran imparables
Hay de los otros, de los que salir por la tele en la entrada en calor o jugar 3 minutos con el partido sentenciado los hace creer que ya llegaron, que ya saben todo lo que tienen que saber y le comentan a la novia que no entienden cómo su entrenador no los pone a jugar más tiempo

Sea como sea y dentro de los mil matices particulares que pueden existir, el acompañar y aconsejar en estas últimas etapas, recordarles en que confíen en sus fortalezas y trabajen sus puntos débiles, es fundamental en la tarea del entrenador de formativas
Es normal que pierdan la perspectiva ante tanto estímulo nuevo y ayudarlos a enfocarse también es formación

Después como siempre… el principal responsable de su camino es el propio jugador

Comentar con Facebook