Buen espectáculo

El Partido de las Estrellas tuvo un buen marco de público en el Estadio 8 de Junio con aproximadamente 1500 personas en las tribunas.

Si nos centramos en el espectáculo y en el show para la gente debemos decir que hubo varias alternativas presentes con respecto a esto, ya que todos los protagonistas de una forma u otra participaron.

Uno de los principales animadores como ya lo es desde hace muchos años atrás fue la mascota llamada : «Rocko»que intenta permanentemente contagiar hacia el afuera y demostrar alegría, nunca pasando desapercibido para el público en general.

Dentro de lo que fue el jurado se destacó la presencia del «Capitán» que sin importar como haya sido el intento en el torneo de hundidas siempre daba el mayor puntaje, siendo distinguido por ese motivo por sobre sus compañeros.

También participaron jóvenes que se animaron a realizar hundidas realizando previamente un gran salto en una especie de resorte que previamente los elevaba a la altura del aro, algo que se hace muy a menudo en la Liga Argentina.

Los jueces también se prestaron a jugar con Santiago Rodríguez y Juan Pablo Taibo opinando sobre las hundidas posteriormente que eran realizadas por los jugadores. Quienes tampoco pasaron desapercibidos fueron los entrenadores, más específicamente Eduardo Kogan que incluso en un determinado momento cruzó la mitad de la cancha para sacarle una foto a los entrenadores del equipo contrario.