“Es un orgullo”

Leonardo Zylbersztein pasa por un gran momento como entrenador. Es el actual campeón de Liga con Hebraica, acaba de acceder a las semifinales de la Liga de las Américas con el “macabeo” y además fue nombrado Asistente Técnico de la selección Uruguaya. Pero por si esto fuera poco, recientemente fue nombrado como Entrenador en Jefe de la categoría U17 de Uruguay. Para charlar sobre esto, BC fue en busca de la palabra del entrenador: “La categoría en la cual voy a estar a cargo va a ser la sub 17, que juega el sudamericano en julio y vamos a estar en observación con las otras 2 categorías (U15 y U16) porque cualquier jugador de ellas puede integrar la generación 2000. Esta posibilidad se da por el llamado de Marcelo Signorelli, por el proyecto que él tiene. Me llamaron los dirigentes de la federación y llegamos a un acuerdo para dirigir esa categoría.”

Dio sus sensaciones sobre esta oportunidad: “Para mi obviamente es un orgullo. La verdad que estoy sumamente contento por la oportunidad y también contento por seguir la misma línea de trabajo que tiene la mayor. Me parece que es un trabajo importante de continuidad de todas las categorías.”

Al consultarle sobre la metodología de trabajo, comentó: “En un principio es de observación. Son entrenamientos que hasta carnaval van a ser 3 veces por semana, después van a ser 2 veces a la semana y cuando termine la LUB en el mes de mayo los entrenamientos van a ser todos los días, de cara a lo que va a ser el sudamericano de julio. Por ahora es muy espaciado, mucho más de observación y de conocimiento que de entrenamientos en sí.”

Sobre el objetivo para el Sudamericano y para el proceso, dijo: “Obviamente que cualquier equipo uruguayo tiene los objetivos máximos, como poder clasificar al pre mundial, pero en un principio el objetivo está enfocado en la metodología de trabajo que vamos a imponer. Los chicos también trabajan en sus clubes, asique va a ser un trabajo de todos, pero a medida que se vaya acercando la fecha va a ser únicamente con la selección.  El objetivo pasa a ser que estos chicos tengan competencia y en la medida que tengan competencia, va a ser clasificar.”

También le consultamos sobre cómo ve a los jugadores de formativas y el trabajo de los clubes: “A esta generación yo la conozco porque me ha tocado dirigirla y estar en contra. Acá el trabajo en formativas es muy bueno, hay muy buenos entrenadores, no solo en Montevideo, sino que también en el interior. Como pasa siempre en todas las categorías de Uruguay él debe está un poco en el tema de la altura, que en este deporte es muy importante, pero son chicos técnicamente muy buenos. La competencia en Montevideo es muy buena, capaz que hay que tratar de juntarse más con el interior. En líneas generales es una muy linda generación y el trabajo se hace muy bien por parte de los equipos.”

Sobre trabajar con Marcelo Signorelli y la relación que tiene con él, expresó: “Para mí es un gusto, un honor. Trabajar con Marcelo es algo importante porque nos llevamos muy bien los dos, entonces todo lo que sea de ayuda para la Selección y para el proyecto que él está a cargo, me es gratificante.”

Acerca de su gran presente como entrenador, comentó: “Obviamente que me siento muy contento, siento alegría. Estoy dando pasitos, que si bien se están dando muy rápido, uno trata de disfrutarlos y de seguir creciendo. En definitiva, siendo joven uno va dando pasos para seguir aprendiendo y seguir creciendo, para poder volcarlo en lo que viene hacia futuro. Estoy disfrutando el momento y obviamente que si se puede mantener es bárbaro, pero sabemos que en esto no se gana todos los días. Es un momento que hay que disfrutarlo, con mucha alegría y seguir aprendiendo que es lo mas importante.”