En casa mando yo

Washington, Houston y Golden State volvieron a hacerse fuertes como locales y pusieron sus series 2-0.

Washington venció 109-101 (8) a Atlanta. Como en el primer juego, los Wizards comenzaron mejor y llegaron a abrir 10 de renta en el primer chico pero los Hawks rápidamente revirtieron la situación y terminaron arriba por 1 esos 12 minutos. Los dueños de casa volvieron a tomar las riendas del partido en el segundo y se fueron con 8 de ventaja al descanso largo. El inicio del tercero mantuvo dicha tónica pero sobre el final del mismo y el arranque del último se vio lo mejor de los visitantes, que colocaron un 28-15 para pasar por 6 (78-84) con 9 minutos por jugar. Una ráfaga de 4 tantos y una asistenca de Jennings levantó tanto a su equipo como a la tribuna y luego entre Wall y Beal cargaron con la ofensiva y anotaron 14 de los últimos 15 puntos de su equipo para asegurar el triunfo. Dichos jugadores lideraron la ofensiva de los Wizards con 32 y 31 unidades respectivamente mientras que en los Hawks se destacó Millsap con 27 y 10 rebotes.

Houston derrotó 115-111 (4) a Oklahoma. Con una soberbia actuación de Russell Westbrook, el Thunder dominó los primeros tres cuartos, manejando ventajas de doble dígito durante buena parte de los mismos. Con 3:50 por jugar en el tercero, la diferencia era de 12 (74-86) pero los Rockets cerraron el cuarto con un 12-3 liderado por Lou Williams para colocarse a 3. En el último, los dueños de casa aprovecharon el envión anímico y con un triple de Gordon a 8 minutos del cierre, pasaron al frente por primera vez en el partido y luego siguieron de largo, con un gran trabajo de Gordon y Harden. El principal enemigo del Thunder en ese último chico fue el propio Westbrook quien se obsesionó con su gol, monopolizó las ofensivas y terminó siendo contraproducente para su equipo. La “Barba” lideró al ganador con 35 tantos. En Oklahoma, Westbrook registró el triple-doble con mayor anotación en la historia de los Playoffs: 51 puntos, 10 rebotes y 13 asistencias.

A última hora, Golden State (sin Kevin Durant) aplastó a Portland en cifras de 110-81 (29). Con 6 puntos consecutivos de Lillard, los Blazers llegaron a ganar 4-9 a los 3 minutos pero los Warriors rápidamente revirtieron las acciones y cerraron el primer período con un 29-8 para tomar 16 de ventaja (33-17). En el segundo, la visita de a poco fue achicando la brecha e incluso llegó a ponerse a 1 (43-42) pero un 12-4 de los locales en los últimos 3:30 estiró la diferencia a 9 de cara al segunda mitad (55-46). La misma fue dominio absoluto de los dirigidos por Steve Kerr, que sentenciaron el juego en el tercero con un 28-12 y en el último llegaron a manejar una máxima de 34. Stephen Curry fue el máximo anotador del ganador con 19 y por el lado de los Blazers, el mejor exponente ofensivo fue Maurice Harkless con 15.

Hoy se jugarán tres partidos:
20:00 Indiana (0) – Cleveland (2)
21:00 Milwaukee (1) – Toronto (1)
22:30 Memphis (0) – San Antonio (2)