Números calientes: Capítulo VI

Aguada derrotó a Hebraica Macabi en alargue por 92 a 91, para igualar la serie 3 a 3 y forzar el séptimo partido que definirá el campeonato. Al analizar los números, se explica la victoria Aguatera, si bien se ven algunas diferencias respecto a las tendencias que dieron en la serie.
Por Juliana Dibarboure
El ritmo de juego fue menor que en los demás partidos de la serie, dado que tanto Aguada como Hebraica jugaron 79 posesiones en los 45 minutos. En la serie, ambos promediaban 80 posesiones en los 40 minutos de juego. En este rubro se ve que Aguada logra su objetivo de bajar el ritmo del partido, jugando con paciencia y buscando el jugador mejor posicionado.
La eficiencia ofensiva también denota la paridad que se terminó dando en el partido: ambos equipos colocaron 1,16 puntos por posesión. La diferencia es cómo llegan a este número, Aguada perdió una pelota menos (14 vs 15 de Hebraica), y tuvo mejores porcentajes de tiros de cancha (29 vs 25% de 3 puntos, y 57 vs 54% de 2 puntos), colocando 12/12 desde la línea fácil contra 24 de 30 del Macabeo.
A diferencia de lo que sucedió en el resto de la serie, Hebraica Macabi dominó el rebote en este sexto juego. El Macabeo tomó un 44% de los rebotes en el aro de Aguada, y un 66% de los rebotes en su aro. Totalizó 18 rebotes ofensivos, que no pudo traducir en puntos de segunda oportunidad colocando únicamente 12. Aguada por su parte capturó 13 rebotes ofensivos, pero fue más efectivo con esas segundas chances, logrando 20 puntos de segunda oportunidad.
En cuanto al rubro de asistencias sobre pérdidas, Aguada recuperó el juego que había mostrado durante la liga colocando 1,79 asistencias por cada pelota que perdió, cuando promediaba 1,56 en la liga y 1,09 en la serie. Además cuidó mejor la pelota perdiendo solo 14, un 17,6% de las posesiones que jugó, cuando promediaba 22% en la serie. Se vuelve a demostrar que este es un rubro clave para el Aguatero, en todos los juegos que logró controlar las pérdidas, ganó.
Sin embargo y marcando otro cambio respecto a lo observado en la serie, en este sexto juego Hebraica Macabi corrió mejor la cancha a pesar de que Aguada controló las pérdidas: lo hizo desde el rebote. Al haber controlado ese rubro, pudo colocar 26 puntos de contraataque contra únicamente 11 del Aguatero. De los juegos que ganó Aguada, es el primero que gana con tanta ventaja del Macabeo en este rubro.