Aprender de la derrota

La selección U17 femenina cayó ante su par de Bolivia por 61 a 59, y de esta forma regresa sin conocer la victoria, ocupando la octava posición en el sudamericano de Sucre. El equipo uruguayo nuevamente tuvo un segundo cuarto poco efectivo, en el que las locales sacaron una ventaja de 10, que luego intentó descontar en el segundo tiempo, pero el esfuerzo de dejarlo todo en la cancha una vez más no fue suficiente.

Uruguay ingresó al juego con Florencia Niski, Camila Panetta, Aldana Gayoso, María Paz Rivera y Florencia Barbier, mientras que Bolivia lo hizo con Kimberly Anze, Eylhen Mercado, Liz Carrasco, Noelia Tapia y Gabriela Herbas.

En el primer cuarto comenzó sumamente parejo, las uruguayas contaban con la buena conducción de Camila Panetta, el goleo de Aldana Gyoso y la generación de juego de Florencia Niski, al igual que durante todo el torneo. Durante los primeros diez minutos hubo varios intercambios en el liderazgo del tanteador, y Uruguay defendía bien combinando defensas zonales con individuales para opacar el juego de las bolivianas. El resultado del cuarto fue 15 a 13 a favor de las locales, marcador que demostraba la paridad que se observó en cancha.

El segundo cuarto comenzó similar al primero, se intercambiaban en el goleo, Uruguay defendiendo con la misma intensidad y contando nuevamente con un buen ingreso de Emilia Larre Borges tanto en ataque como en defensa. Sin embargo, en los últimos 3 minutos las locales pusieron un parcial de 10 a 0, en el que las “lobitas” tomaban buenos tiros pero no podían encestar y tampoco podían aprovechar situaciones de rebotes ofensivos, o corridas de cancha. De esta manera Bolivia se iba al descanso con ventaja de 10, 29 a 19.

En el tercer cuarto, las uruguayas entraron más enchufadas, y con un rápido 5 a 0 de la mano de Emilia Larre Borges se ponían en juego. Sin embargo y al igual que sucedió en el juego de ayer contra Perú, enseguida las locales contestaban con un triple, para volver a ampliar diferencias. Las “lobitas” continuaban alternando defensas zonales con individuales, y controlando el juego para seguir descontando la ventaja hasta llegar a ponerse a 1 con un triple de Agustina Aceredo, 34 a 33, a falta de 4 minutos para el final del cuarto. Sin embargo nuevamente Bolivia contestaba, y algunas distracciones en la defensa uruguaya le permitían volver a abrir diferencia para cerrar el cuarto ganando 45 a 40.

En el último cuarto las bolivianas manejaron bien la diferencia, y no permitieron que las uruguayas se acerquen. Cada vez que esto sucedía, encestaban un triple o robaban una pelota, para volver a controlar el partido y no poner en riesgo la victoria. Uruguay dejó todo por ganarlo, extendiendo la defensa y presionando en el traslado, pero en muchas ocasiones lograba robar el balón, pero no aprovechaba en ataque la chance de descontar.

Al igual que con Perú, la diferencia pasó por la concentración y la madurez en el juego de las bolivianas que supieron manejar bien el partido, y si bien Uruguay con una serie de robos y anotaciones logró cerrar un doble abajo, nunca peligró la victoria local. En este punto se notó que gran parte de las “lobitas” dan ventaja de edad, siendo en su mayoría generación 2001 y 2002, cuando el torneo es generación 2000. Sin duda es otra experiencia más para estas chicas que tienen un futuro prometedor en el basket uruguayo, que les sirve para ser conscientes lo mucho que todavía tienen para mejorar. Es importante siempre saber aprender de la derrota, y éstas son vivencias que las fortalecerán para más adelante.

La goleadora uruguaya fue nuevamente Aldana Gayoso, con 24 puntos y 6 rebotes. La líder rebotera fue Emilia Larre Borges, que capturó 13 rebotes y también sumó 9 puntos, y 5 tapas. Uruguay tomó 15 rebotes ofensivos, que no logó traducir del todo a puntos de segunda oportunidad dado que anotó únicamente 8. Por el lado de Bolivia, la goleadora fue Noelia Tapia con 15 puntos y 5 rebotes, seguida de Liz Carrasco y Nayeli Machacao cada una con 14 puntos.