España aplastó a Venezuela

Sin mayores sobresaltos, España que se prepara para disputar la Europa Cup superó a Venezuela, actual campeón de América por 90-62 (28). La “vinotinto” será parte del Grupo B en Bahía Blanca y tendrá como primer rival en la AmeriCup a Argentina.

Tras un primer tiempo parejo, donde los locales se fueron en ventaja 42-36; todo cambió y un tremendo 48-26  en el segundo tiempo fue clave para la diferencia final.

Pau Gasol fue el goleador con 21 puntos, seguido por su hermano Marc con 16 y 6 rebotes. En Venezuela, Cox terminó con 18 unidades y José Vargas aportó 10.

Por www.feb.es

El Martín Carpena fue el colofón ideal de una Ruta Ñ2017 que ha vuelto a llenar los pabellones que ha visitado a la vez de que ha dado la oportunidad a Sergio Scariolo de ir poniendo en práctica los entrenamientos de los primeros días en el Triángulo de Oro. Una afición malagueña que se ha volcado con el equipo, agotando las entradas días atrás, y que quería disfrutar de un gran partido entre el vigente campeón de Europa y el de América.

Venezuela también tenía otro objetivo. No ‘salirse’ del partido demasiado pronto, como ocurrió en el Madrid Arena. A pocos días de comenzar la Copa América, llamado antiguamente Torneo de las Américas,  donde defiende título, ha demostrado ser ese equipo correoso y bien trabajado, además de no estar exento de talento. Eso sí, no aguantó el ritmo que impuso España durante los 40 minutos, y en el tercer cuarto la victoria se certificó con buenos momentos de baloncesto. La superioridad de los hermanos Gasol en la pintura, y el acierto en el perímetro fueron decisivos para el triunfo español.

Pau disfruta en ataque (28-19)

Comenzó el partido como en la mayoría de los encuentros de esta Ruta Ñ2017, con Marc Gasol anotando los primeros puntos. España tiene claro que la primera opción es aprovechar el poderío de su juego interior, además de correr tras rebote, recuperación o incluso tras canasta rival. En el ataque estático se aprovechaban de la superioridad en centímetros de los hermanos Gasol y de un Juancho Hernangómez que se afianza en el puesto de tres, permitiendo a Scariolo contar con un quinteto muy alto. Eso sí, Venezuela estaba acertada en ataque, lo que impedía que se rompiera el partido. Con 20-15 llegaron las rotaciones y España paró su producción ofensiva pero el regreso a cancha de Pau Gasol (13 puntos en 10 minutos), dejó el resultado en 28-19 al final del primer cuarto.

Venezuela saca el orgullo (42-36)

El segundo cuarto comenzó con una nueva canasta de Pau, pero a partir de ahí el escenario cambió. El partido no era como el que disputaron ambas selecciones en Madrid, roto en los primeros minutos, ni con un acierto tan espectacular como en el primer cuarto. Apareció la figura de John Cox, que se erigió en el gran anotador de estos minutos (se fue con 16 al descanso) en un pequeño duelo con el pívot de Sant Boi. Scariolo pedía en un tiempo muerto más intensidad defensiva y más generosidad en ataque con Venezuela pisando los talones de la selección española. Guillem Vives estuvo muy acertado en defensa, con alguna recuperación, además de visitar la línea de tiros libres con frecuencia debido a la intensidad defensiva de los bases rivales. Al descanso se llegó con un 42-36 pero con la sensación de enfrentarse a una buena selección.

España no baja el ritmo anotador (66-50)

Tras el descanso Scariolo volvió a poner dos bases en pista (Ricky y Sergio) y el chacho le dio la razón con 2 triples, pero los venezolanos estaban muy inspirados. Los dos equipos nos brindaron unos minutos de mates espectaculares  y triples muy lejanos que hicieron disfrutar a los aficionados y un 2+1 de Ricky ponía de nuevo los 10 puntos de ventaja (60-49, min 27). España aguantaba el ritmo anotador en ataque, aunque Venezuela bajó antes los brazos. Con el marcador de cara, todo parecía más fácil, Venezuela perdía ligeramente la concentración y Vives anotaba el triple que cerraba el cuarto (66-50) dejando la victoria ya muy atada.

Minutos para el espectáculo (90-62)

Quedaban diez minutos de partido. Diez minutos para que Marc Gasol afinase la puntería desde 6,75, además de dar asistencias de magia; diez minutos para dar confianza a un Álex Abrines que jugó unos grandes minutos; diez minutos para hacer disfrutar al entendido público del Carpena; diez minutos para despedirse de la afición española, antes de viajar a los partidos de preparación de Bélgica y Lituania, y a la primera fase del EuroBasket en la localidad rumana de Cluj-Napoca. Una buena prueba para un equipo que terminó de nuevo llegando a los 90 puntos, con Pau (21) y Marc (16) como sus grandes referentes.

ESTADISTICAS COMPLETAS