A tomar nota

El amistoso ante Argentina dejó para Uruguay nuevamente la preocupación de las pelotas perdidas (22), sumado a un bajo porcentaje en libres y un elevado ritmo de juego.

La segunda presentación de Uruguay en el Súper 4 de Salta tuvo dos caras bien distintas, con dos tiempos de rendimiento antagónico.

Analizando las estadísticas, el número más preocupante es el de las pérdidas, que nuevamente vuelve a ser muy alto (22), teniendo 25 el día anterior frente a Brasil.

Estas pérdidas en algunos casos fueron producto de la presión extendida impuesta en gran parte del partido tanto por Argentina como por Brasil, dificultándonos el traslado.

Además, dichas pérdidas generaron 29 puntos de la selección Albiceleste, mientas que Uruguay a diferencia de la jornada anterior prácticamente no pudo contraatacar, anotando solamente 10 unidades tras pérdidas del rival.

La relación asistencias/pérdidas fue ampliamente favorable para los dirigidos por el Oveja Hernández, siendo de 18/12, mientras que Uruguay culminó con un ratio de 8/22.

Los lanzamientos libres vienen siendo algo en lo que a Uruguay le está costando elevar el porcentaje, anoche en Salta terminó con un 61% (11/18), bajando la producción del día anterior (64%).

El ritmo del juego fue un aspecto que los dirigidos por Signorelli controlaron en el primer tiempo, pero no así en el segundo, dándose un score muy alto para lo que deberíamos permitir, estando Argentina nuevamente por encima de los 90 puntos.

El aporte desde la banca también favoreció a los de a vecina orilla, con una diferencia de 39-23, volviendo a mostrar ventajas en la rotación del plantel. A Uruguay le ha costado ser consistente ofensivamente cuando Signorelli pone en cancha a la segunda línea, no obstante, Sebastián Vázquez con 11 puntos terminó siendo el de mayor aporte desde el banco de suplentes.

ESTADISTICAS COMPLETAS