Noche fallida

Uruguay cayó 92-74 ante Argentina en su segunda presentación por el Súper 4 de Salta, previo a la AmeriCup.
Por cuartos: 23-18, 47-43, 59-71
Argentina derrotó 92-54 a Uruguay por el Súper 4 de Salta, en un buen primer tiempo de los dirigidos por Signorelli, que sufrieron un 21-2 en 7′ en el tercer periodo y perdió línea de juego.
El primer cuarto fue parejo, Argentina, tomando nota de lo hecho por Brasil el día anterior soltó una presión extendida que complicó el traslado Celeste (11 pérdidas en el primer tiempo), teniendo a Laprovíttola como figura ofensiva para sacar alguna pequeña ventaja. Promediando el primer cuarto Granger tomó el ataque uruguayo para sí, lanzó tras buenos bloqueos directos y fue muy efectivo detrás de los 6,75 (5/6 en el primer tiempo). Los cambios de hombres en las cortinas directas fue castigado por Uruguay, que buscó el mismatch con Batista cerca del aro y lastimó, yéndose 23-18 arriba al primer descanso con un triple bárbaro de Zubiaurre.
Para el segundo periodo Argentina siguió presionando en zona y desde el pick and roll jugado entre Campazzo y Deck, generaron un 15-6 en 5′, para pasar 33-29. Signorelli tuvo que volver a colocar a Granger en cancha, jugó desde bloqueos directos o salidas en rombo tras cortinas sin pelota y siguió siendo imparable, culminando con 25 puntos en el primer tiempo. Uruguay plantó en algunos momentos una zona 2-3 y tuvo buenos ingresos, de rol, de Kiril Wachsmann y del Pelado Vázquez, yéndose 47-43 arriba al descanso largo.
Los ajustes defensivos del entretiempo del Oveja Hernández dieron sus frutos, Argentina salió con otra intensidad y con la doble base Campazzo-Laprovíttola, complicó el traslado de Uruguay y contraatacó con mucha agresividad. La defensa sobre Batista fue muy buena, Gallizzi lo contuvo y las ayudas fueron exactas, los atrapes tras las cortinas directas de Los perimetral atoraron ofensivamente a los de Signorelli y el juego desde el pick and roll fue exacto, para colocar un 21-2 en 7 minutos y sacar 14 de diferencia (71-57) cerca del cierre del tercer periodo.
Un rápido 7-0 en el inicio del último cuarto liquidaron el juego, llegando incluso a tener una máxima de 20 una selección argentina que se floreó, castigó absolutamente las pérdidas de Uruguay (22) y encadenó un 49-27 en el segundo tiempo para terminar ganando con comodidad frente a una selección uruguaya que perdió línea de juego.
Jayson Granger terminó como goleador del juego con 30 puntos, secundado por Sebastián Vázquez con 11. En el vencedor, Nicolás Laprovíttola volvió a ser el máximo anotador con 20, Brussino lo siguió con 15 y Lucio Redivo cerró su planilla con 13 unidades.