Hay que cuidarla más

Uruguay cerró su preparación rumbo a la AmeriCup en cuanto a amistosos ante Colombia, con el número de pérdidas como mayor preocupación y los minutos de los que habitualmente no son titulares como lo más provechoso.

La cantidad de pérdidas a lo largo del Súper 4 de Salta fueron un dolor de cabeza para Uruguay, que promedió 22 por juego, un número por arriba de lo aceptable y ante Colombia culminó con 19.

Dicha cantidad fue producto en algunos casos de una presión extendida practicaba por los rivales que complicó bastante la salida y en otros por errores en algunos pases laterales, que generaron puntos tras pérdidas.

La relación asistencias/pérdidas volvió a ser negativa, terminando con 17/19 y su rival Colombia con un 14/7.

La cantidad de minutos de la segunda línea fue importante en este último partido del Súper 4, teniendo mucha participación los jugadores habitualmente suplentes.

El titular que más jugó fue Bruno Fitipaldo con 32´, Granger lo siguió con 26´24” y el resto estuvo en cancha menos de 15´, jugando 8´26” Esteban Batista.

De los que más jugaron fueron Hernando Cáceres (26´42”) y Kiril Wachsmann (26´), que redondearon buenas actuaciones, mientras que Luciano Parodi completó 20 minutos en cancha y Sebastián Vázquez 19´42”.

La efectividad en triples fue positiva, generando situaciones de triangulación luego del pick and roll mayoritariamente con Bruno Fitipaldo, que culminó con 5/6 en lanzamientos detrás de los 6,75, colaborando también en ese rubro Jayson Granger con 4/6, culminando con un 50% global Uruguay (12/24).

Un hecho positivo fue el control del rebote defensivo, logrando evitar que los cafeteron alcancen su promedio de 15, que generalmente capturan en ataque.

El porcentaje de rebotes de Uruguay en su propio tablero fue de 72%, siendo Kiril Wachsmann el mejor reboteador con 9, de un total de 31 que obtuvo Uruguay en total, tomando 12 ofensivos los colombianos.