En la recta final

La Confederación Argentina y la Federación Uruguaya siguen trabajando en forma silenciosa para quedarse con la Sede del Mundial 2023. Son horas de definición y cada mínimo detalle influye.

La de ayer no fue una jornada más, ya que una delegación de FIBA, que en diciembre decidirá qué país es organizador, visitó las instalaciones del Antel Arena y se reunió con todo el personal que trabaja para que el escenario quede pronto a mediados de 2018.

Además de las autoridades de FIBA, se hicieron presentes por la FUBB, Ricardo Vairo como presidente, el entrenador Marcelo Signorelli y Álvaro Butureira, gerente de Marketing; además de Fernando Susbielles mandatario de la CABB y las autoridades gubernamentales, Liliám Kechichian (Ministra de Turismo), Fernando Cáceres (Director Nacional de Deportes) y Alaferdo Etchandy (Sub-Director Nacional de Deportes).

Para FIBA es muy importante que el gobierno sea parte de todo este proceso, ya que entienden que es la base del éxito.

Además del Antel Arena y el Ministerio de Turismo, las autoridades de FIBA también recorrieron las instalaciones del CEFUBB.

La recorrida seguirá por Argentina, donde visitarán a Mar del Plata; así como hace unos días ya estuvieron en Córdoba. Estas serían las primeras tres sedes confirmadas en caso que se confirme que en 2023, el mundial serán en Argentina y Uruguay.