Vescovi, el mejor de los jóvenes

Santiago Vescovi, jugador del club Bohemios, fue distinguido por el Comité Olímpico Uruguayo el pasado jueves con el premio al mejor deportista joven en la rama básquetbol masculino. BC conversó con él para compartir este lindo momento, y poder conocerlo un poco más.

Al consultarle cómo se enteró que lo iban a premiar, dijo: “me enteré dos o tres días antes del acto. Estaba comiendo en casa, y me llegó una llamada de un número desconocido. Cuando atendí me dijeron que eran de la federación, y que me llamaban por la premiación de mejor deportista del año por la rama basket. Estaba con mis padres y se los comenté, y la verdad fue un momento divino, todos nos pusimos re contentos y lo disfrutamos juntos.”

Santiago va al colegio San Juan Bautista, está en cuarto año, y nos contó la reacción de sus amigos y familiares al enterarse de la noticia: “mi familia me felicitó al igual que mis amigos y compañeros de clase. Todos los que se enteraron, ya sea personalmente o por mensajes me escribieron felicitándome, y me llegaron saludos de todos lados, todo el mundo muy atento.”

Con respecto a sus inicios en el basquet, Santiago contó “empecé a jugar al básquetbol a los 6 años en la escuelita de Bohemios, porque era un deporte que me llamaba la atención, siempre me gustó. Es algo que viene de familia, en casa a todos les gustaba, y mi abuelo fue jugador. Siempre compartimos el gusto por este deporte, a mí me gustaba desde chiquito.”

Sus amigos y familiares siempre lo apoyan en la decisión de jugar al basket, y con respecto a eso dijo: “mis amigos y compañeros de clase, y de equipo, siempre me dieron para adelante, y es algo que aprecio pila. Mi familia también, fue el mayor sostén que tuve siempre, y algo que valoro pila de ellos es que nunca me presionaron. Si bien siempre les gustó mucho este deporte porque viene de familia y mi abuelo jugó, ellos siempre trataron de apoyarme en todo sin ponerme presión de ningún tipo. Es algo que para mí es muy valioso porque siempre jugué al basket porque sentí que era lo que yo quería, y no porque pensara que tenía que hacerlo porque mis padres quisieran.”

Por último, con respecto a los objetivos que se plantea y qué está haciendo para lograrlos, agregó: “mi objetivo es llegar al exterior, ya sea en Argentina, EEUU, Europa o a donde pueda. Para eso voy a seguir entrenando duro en Bohemios, que desde mi lado siento que viene haciendo las cosas muy bien en formativas, y también seguir entrenando por mi cuenta todo lo que pueda.”