“Seguir aprendiendo y creciendo como jugadora”

Sabina Bello, jugadora del Club Malvín y la Selección Nacional, seguirá su carrera en el Club Tomás de Rocamora de Concepción del Uruguay, en Argentina. Nuestra compatriota irá de este modo a jugar la Liga Femenina Argentina este 2018, participando así de un torneo profesional que viene en franco ascenso en los últimos años, desde su creación en 2016. En esta edición el torneo se extenderá hasta agosto, fecha en que la escolta/alera tiene planificado regresar a nuestro país.

En diálogo con BC, la jugadora de 28 años dijo que sus objetivos para esta nueva experiencia son: “seguir aprendiendo y creciendo como jugadora, y espero poder disfrutar la experiencia. Además espero poder aportarle al equipo todo lo que tengo para dar, adaptándome rápido a lo que necesiten y poder sumar.”

Con respecto a las circunstancias en que se da su nuevo pase internacional, dijo “No estaba buscando, estaba planificando el 2018 en Montevideo en Malvín,  y recibí el mensaje del Club que estaban interesados en incorporarme al equipo. En argentina nos conocen a mí y a otras jugadoras Uruguayas, de los sudamericanos. Todavía no he conversado sobre qué esperan de mí, pero como me conocen, ellos saben bien lo que puedo dar.”

Luego de su experiencia en México en el año 2016, para incorporarse al equipo Mexcaltecas de Nayarit por 6 meses, Sabina no tenía entre sus planes volver a jugar en el exterior. Sin embargo, al llegarle esta oferta, reflexionó: “Sinceramente no me lo esperaba. Disfrute mucho ir a jugar a México pero son experiencias muy jugadas. Acá estoy bastante establecida en lo laboral, irme implica muchas veces dejar todo y no saber qué pasará a la vuelta, entonces no manejaba volver a irme. Pero bueno, surgió esta posibilidad y son experiencias que no se pueden dejar pasar.”

Con seguridad, el hecho de haber tenido esa experiencia en el exterior le va a servir para enfrentar este nuevo desafío: “Haber jugado antes profesional seguro me va a servir. Por más experiencia que tenga en Sudamericanos o torneos internacionales, pasar de jugar por amor acá en Uruguay, a hacerlo como trabajo, es sin duda muy difícil. Por suerte ya lo viví y voy más fuerte de cabeza.”

Foto :http://martincarrazco.com.mx

Como principales aprendizajes de su pasaje por México, destacó “En México crecí mucho en lo personal, estar sola, vivir sola, te enseña muchas cosas. En cuanto a lo basquetbolístico, no entrenaba tan duro como esperaba, entrenaba igual que acá.  Pero si tenían una liga muy fuerte, y partidos muy parejos cada sábado.  Me sirvió para aprender a jugar con presión,  a cerrar partidos parejos, a jugar con grandes. Y además, para asumir roles distintos de los que tengo en Malvín.”

Por último, Sabina les dejó un consejo a todas las niñas que están creciendo y queriendo desarrollarse en este deporte: “El consejo que doy a siempre a mis alumnas, y a todas las niñas, es primeramente que hay que amar y disfrutar lo que uno hace. Es muy lindo cuando te pasan estas cosas, pero yo también disfruto entrenar, disfruto hacer pesas, disfruto todo lo que implica. Me gusta cuidarme, y hago todo para mejorar siempre, porque me gusta. Disfruté tanto algunos partidos que no se borran, y no hablo solo de México o un sudamericano, sino de cuando jugaba en Durazno con 15 años. Entonces creo que pasa por ahí,  por disfrutar y valorar cada experiencia.”

“Y otra cosa que me gusta trasmitirles a mis alumnas y a cualquier niña que quiera jugar, es lo que me enseñaron mis entrenadores. Y es a no conformarse y siempre querer algo más.  Para eso hay que tener mucha autocrítica y mirar para adentro, porque hoy en día para una mujer es muy difícil lograr grandes cosas, y hay cosas que no podemos cambiar. Pero hay otras que sí, y es ahí donde tenemos que poner el foco.”