Quedó trunco

A falta de 45 segundos por jugar y con victoria parcial de Hebraica y Macabi 83-79 sobre Larre Borges, cayó un ‘cascote’ hacia el rectángulo de juego que hizo inminente la suspensión del juego. Aparentemente habría sido desde afuera de la cancha, más precisamente de la puerta que da hacia el parque que se arrojó el mismo.
Por cuartos: 21-20 (L), 44-32 (H), 64-55 (H)
Jueces: Gonzalo Salgueiro, Nelson Infante, Pablo Graiño
El comienzo era favorable al local, que complicaba desde la defensa, por momentos hombre y por momentos zonal, desorientando a Macabi que conseguía anotar forzadamente, por su parte Alex López leía la ventaja frente a Leandro y generaba desde el uno por uno, y consiguiendo correr la cancha para poner un 12-7 y obligar a Leo a pedir minuto. Un rápido 6-0 con Hicks y Leandro le permitía ponerse en partido al macabeo , sin embargo los de la Unión conseguían volver a comandar el score por cinco con Alex López y Ravern Jhonson apareciendo para convertir. Apariciones de Hicks nuevamente arrimaban a su equipo para finalizar el primero abajo por mínima.
Comienzo errático, en tres minutos el parcial era de 2-2. Minuto de Lovera para intentar mejorar la fluidez ofensiva, pero  aparecía Leandro en su faceta goleadora para poder sacar nueve de renta. Ingresaba Mayora para ordenar el equipo y aportaba un 5-0 para achicar la diferencia y ponerse a cuatro unidades para que Zylberstein pida minuto para parar reacción y lo lograba, porque Leandro seguía encendido, y Zuvich cargaba bien el ofensivo para irse arriba por doce al descanso largo
Larre parecía reaccionar desde la actitud defensiva, pero Macabi lograba leer de buena manera, con un equipo liviano que le permitió correr y convertir con ataques rápidos para abrir quince de renta. Lovera pedía minuto, y el local esbozaba una reacción que le permitía ponerse a siete unidades. Una buena rotación ofensiva de Hebraica conseguía a Facundo Medina para poder abrir diez de renta, pero el cuarto se cerraba con libre de Alex López para ponerse a nueve.
Los de Lovera comenzaban mejor el último periodo y se ponían a cuatro, defendiendo inteligente y corriendo la cancha. A su vez Macabi entraba colectivas tempranamente y lo sufría. Macabi jugaba entreverado y Larre conseguía ponerse a uno a falta de cinco minutos. Los de Zylberstein por intermedio de Hicks y Freeman abrían ocho de renta y daban tranquilidad. Los de Lovera se pusieron a cuatro y ante una falta de ataque de Jhonson, se dio el hecho con el que se suspendió el juego.