Primera alegría

Boca obtuvo un valiosísimo triunfo como local 77-71 (6) sobre Ferro. Con la victoria, el “xeneize” no solo puso fin a una racha de cinco derrotas en fila sino que además alcanzó en la tabla a su rival de turno y a Olímpico con un récord de 7-12. En el estreno de Narvarte como entrenador, llegó la primera victoria para Osimani desde su arribo al club de La Rivera.

Los primeros 20 minutos se vieron marcados por la paridad y las imprecisiones en ataque y se cerró 28-26. En el tercero mejoraron las ofensivas pero el trámite seguía equilibrado, al punto que se mantuvo la diferencia de dos de cara al último: 48-46. En el mismo, Lampropoulos fue un problema sin solución para la defensa visitante y lideró un 21-13 que estiró la diferencia a 10: 69-59. Los de Caballito intentaron reaccionar con triples pero siempre obtuvieron respuesta de los dueños de casa y así se cerró el juego.

El griego fue el goleador de los dirigidos por Narvarte con 30. La ofensiva de Ferro fue liderada por Kevin Hernández con 17.

Martín Osimani: 25 minutos, 2 puntos (1/1 dobles), 2 rebotes, 2 asistencias, 2 recuperos y 2 pérdidas.