Con el pie derecho

Con una gran tarea de Santiago Vidal, Regatas comenzó el cuadragular semifinal de la Liga de las Américas con el pie derecho al vencer 92-84 (8) a Baurú. “Pepo” aportó 12 puntos (4/4 dobles, 1/3 triples, 1/4 libres), 7 rebotes, 7 asistencias, 2 recuperos y 3 pérdidas en 27 minutos.

Fuente: Basquet Plus

Regatas jugó un partido extremadamente sólido y superó al siempre complicado Baurú por 92-84, abriendo con una sonrisa el cuadrangular semifinal de la Liga de las Américas. ¿El único punto relativamente negativo? Dejaron escapar una ventaja que llegó a ser de 21 puntos en el último cuarto y que hubiese sido clave, pensando en las diferencias y posibles desempates. Paolo Quinteros (26 puntos), Brandon Thomas (20 puntos y 7 rebotes) y Santiago Vidal (12 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias) estuvieron en un nivel altísimo.

Más allá de un comienzo de 8-2 en favor de los brasileros, Regatas iba a estar siempre en control del juego. La paridad la consiguió con un tramo excelente de Vidal en todos los aspectos y luego terminó de redondear un parcial de 14-0 gracias a una ráfaga de Quinteros. El mal arranque quedó rápidamente atrás y los de Piccato cerraron el primer parcial adelante por 22-17.

Ya con las segundas unidades en cancha, el dueño de casa hizo gala de su mayor profundidad, encontrando muchísimas soluciones desde el banco, sobre todo con Martina, Sáiz y Fitch. A ellos se le sumó otro pasaje determinante de Vidal, lo cual les permitió terminar la primera mitad con una considerable renta de 9 puntos en su favor: 41-32.

Si la primera mitad había sido favorable a los correntinos, ni hablar de la segunda. Luego de tener un rol más asistidor en los primeros 20 minutos, Quinteros se soltó definitivamente en ataque y empezó a castigar desde el perímetro. Baurú no tenía ninguna respuesta para la mano caliente del entrerriano, quien terminó convirtiendo 4 lanzamientos externos en el tercero. A su caudal de puntos se le agregó el de Thomas y el encuentro se abrió definitivamente: 69-51.

Regatas llegó a tener ventaja de 21 puntos en el comienzo del último cuarto, aunque varios minutos de desconcentración y malas decisiones hicieron que esa diferencia llegase a bajar a 6. Aunque la victoria nunca estuvo en duda para los locales, quedó el pequeño gusto amargo de no haber podido sacar una distancia más considerable, cerrando la victoria con el 92-84 final.