“Estábamos prontos para jugar”

El pasado viernes en el Palacio Peñarol, por un tema de humedad en el rectángulo de juego se suspendió el clásico Aguada- Goes. Sobre esto, BC dialogó con el capitán del misionero, Sebastián Vázquez.

El jugador comenzó expresando: ‘’Cuando entramos a la cancha para hacer la entrada en calor vimos que estaba muy húmeda y a medida que empezó a ingresar la gente se puso peor. El polvo blanco del que se habló es la resina que se usa en estos casos. No hay ningún líquido mágico que sirva, Si la cancha está húmeda tiene que haber mucha ventilación. 

Además agregó: Estaba imposible realmente, hace dos años hubo que suspender varias veces una final entre Defensor Sporting y Hebraica Macabi por este tema. Nosotros lo único que queremos es jugar pero en condiciones y así no se podía.’’
Puntualmente al ‘’Pelado’’ le sirvió la suspensión para llegar mejor al partido debido a su lesión: ‘’Estos días me sirvieron para no apurar el proceso de recuperación. El viernes estaba decidido a jugar de todas formas pero era apurar las cosas, Jugar el martes también es un riesgo pero hay que tomarlo.’’

El capitán del ‘misionero’ fue muy claro al decir: ‘’Los días sirven para seguir afinando detalles pero la realidad es que estábamos prontos para jugar el viernes. En lo personal me gusta jugar lo más seguido posible y un clásico genera ansiedad e impaciencia los días previos y llegar el viernes y no poder jugarlo mas aún.  Ojalá el martes se pueda jugar con normalidad porque es de los partidos más lindos que un deportista vive y la idea es poder dar un buen espectáculo también para toda la gente que acompaña.’’