Historias de un partido especial

Un nuevo clásico se jugará en la Liga Uruguaya esta noche y en BC detallamos el historial. Aguada tiene superioridad, tanto en LUB como en las demás competiciones.

Goes buscará romper una racha de casi 17 años. Es que el ‘misionero’ desde la temporada 2001 no puede ganar dos partidos seguidos ante su tradicional rival. En aquella oportunidad los partidos se disputaron en el Cilindro, el primero lo ganó 116-106 mientras que el segundo necesitó de alargue (en 91) para ganar finalmente 100-99.

Si hablamos de toda la historia del clásico, Aguada lleva una ventaja al Misionero de 6 partidos. En 57 enfrentamientos culminó como vencedor el rojiverde, mientras que Goes se quedó con 51. Por Liga Uruguaya disputaron 14 encuentros de los cuales 10 fueron a favor del equipo de la calle San Martín.

La mayor goleada en clásicos se registró el 28 de enero de 1983, allí Aguada superó por 30 puntos de diferencia a su rival de todas las horas (123-83). Por su parte, el misionero jugando en Segunda sacó su mayor diferencia clásica; fue el 1º de febrero de 1971; cuando en cancha de Tabaré ganó 63-46 (17).

En los últimos 35 años los rojiverdes han tenido una notoria superioridad ante su máximo rival. De los 42 encuentros que se jugaron (11 en Segunda División) 30 fueron ganados por Aguada y solamente 12 por Goes. Los de Plaza de las Misiones sufrieron una racha de 12 derrotas clásicas consecutivas entre 1980 y 1986.

En sus canchas respectivas, Goes venció 2 de las 7 veces que albergó el clásico, mientras que Aguada en su Estadio ganó las 6 veces que hizo de local.

Desde 1997 a la fecha se han disputado 23 partidos en escenario neutral (1 Larre Borges, 13 Palacio Peñarol y 9 en el Cilindro) donde el Rojiverde ganó 14 y el misionero 9.

El último enfrentamiento entre ambos el pasado 19 de diciembre y la victoria de Goes fue por 80-73. El ‘misionero’ contará con el mismo plantel, mientras que el ‘rojiverde’ tendrá una nueva dupla de extranjeros. Aquella noche estuvieron Moon y Curtis, hoy lo harán Feeley y Smith.