Festejo extra

Boca obtuvo un triunfo vital 105-102 (3) a domicilio ante un rival directo como Ferro, luego de alargue en 92. El “xeneize” ocupa la 17ma posición con 12 partidos ganados y 22 perdidos.

Martín Osimani estuvo 23 minutos en cancha, anotó 16 puntos (5/7 dobles, 1/3 triples, 3/3 libres), bajó 1 rebote, repartió 5 asistencias, recuperó 1 pelota y perdió 1.

Fuente: Basquet Plus

Comenzó mejor la visita con ataques rápidos. En la mitad del primer cuarto, cuando sacó una máxima de ocho (11-18) Laginestra pidió el primer tiempo muerto de la noche. A la vuelta su equipo salió con más energía y se acercó 16-21. Pero de la mano del uruguayo Osimani, la visita cerró el primer período arriba 23-18.

 

El partido estaba en un ida y vuelta constante, pero era Boca, quien mantenía la ventaja conseguida anteriormente. Un triple de Balbi acercó a tres, pero los dirigidos por Narvarte volvieron a escaparse. Al sacar una máxima de nueve, el técnico local solicitó minuto para reacomodar las cosas tanto en defensa como en ataque. Ferro respiró gracias a una falta de Gargallo sobre Cosolito, los dos libres adentro y 31-36. Doble de Peña y tiempo muerto solicitado por Narvarte con el tanteador 33-36. Pérdida solo de Harrison, recuperó Ferro pero Cosolito erró el tiro de tres y finalmente se fueron al descanso largo 40-43.

A la vuelta del vestuario, Balbi recuperó una pelota y se fue hacia el aro, falta de Osimani y el capitán, desde la línea de libres acercó a su equipo a uno (42-43). Parecía que Ferro pasaba al frente pero no estaba fino en ataque: cuando iban tres minutos Harper pudo concretar su primer triple de la noche para empatar en 47. Ferro crecía de la mano de Balbi y Harper cuando todo parecía función de Osimani y Harrison. Momento caliente de la noche, Cosolito de tres e iguales en 56. Bandeja de Balbi, más el plus del libre y Ferro arriba por tres (59-56), el partido no daba respiro. Ferro jugaba bolas rápidas y rotaba el balón, un triple lejano de Balbi estiró a seis, 62-56, y delirio del público local que se levantó con el parcial 9-0 de su equipo. Obligado tiempo muerto de la visita. A la vuelta, robo de Cosolito, doble de Harper y máxima de diez para Ferro que dominaba el partido, jugaba bien y defendía a muerte. Con un triple de Harper estiró un poco más la diferencia, y Balbi selló desde la línea el 73-60 de cara a los últimos diez minutos. Gran tercer cuarto de Oeste con un parcial de 33-17.

En el último cuarto, Boca salió con todo y metió un parcial 6-1 con triple de Gamboa lo que derivó en minuto de Laginestra. El local debía mantener la calma para poder quedarse con el triunfo en casa. Los Xeneizes también necesitaban el triunfo y salieron a buscarlo, en la mitad del último cuarto el local seguía arriba 81-73 gracias a una buena penetración con plus de Martín Cuello. Un triple de Lucas Perez acercó a Boca a tres, 83-80 a falta de 3:40 para el final del tiempo regular, y parcial 20-10 de la visita. Un triple por lado y 86-83 con 2:20 por jugar. Doble de Alessio, pero Boccia hizo lo suyo desde el perímtro y achicó la distancia a dos (88-86). Voladita del experimentado escolta nacido en Rosario y 88-88. Otra vez Boccia, que consiguió la falta y con 90 por lado se fue a la línea de libres pero falló el tiro. Doble de Boca, 90-92 con 25 segundos en juego. Balbi encaró y empató en 92. Minuto de la visita y saque de ellos con 13.7 segundos, era un final no apto para cardíacos. Ninguno la pudo embocar y hubo un tiempo extra en Caballito.

Comenzó con dos por lado hasta que Gamboa embocó desde afuera y adelantó a su equipo 97-94. Otro triple del diez visitante y falta de Cosolito que quedó descalificado al llegar a su quinta. Las cosas 96-101 y todo parecía cuesta arriba para el local. Dos libres de Balbi para respirar un poco, (98-101). Gran robo del capitán verdolaga otra vez y a uno 102-103 con 50 segundos. Quedaban dos posesiones, robo de Cuello y Balbi hacia el aro pero le quedo corta la bola. Falta, dos libres de Fierro adentro 102-105, minuto de Laginestra con 11.4 segundos por jugar pero no fueron suficientes para el local. Fue Boca quien aprovechó mejor esos cinco minutos a todo o nada: armó mejores las ofensivas y por eso se llevó el duelo 105-102.