fbpx

Uno x uno: con el sello López

 

Malvín desplegó en cancha una versión sumamente completa en sus dos facetas. Siempre fiel a su estilo y siguiendo una línea de juego adelante, pero con una defensa colectiva que brindó ayudas precisas, logró estar a la altura de las claves que debía tener en claro en lo previo al juego.

En ese juego colectivo, Marcel Souberbielle volvió a sobresalir con su rendimiento y su aporte en momentos claves al equipo, dentro de un esquema de muy buenos rendimientos como los de Harper Kamp y Juan Santiso. Cada jugador Playero se sintió más que cómodo en el juego en transición, la fórmula con la que el equipo de López maniató a su rival a lo largo de toda la noche.

En Aguada, el afán de querer dominar ciertos aspectos de Malvín lo llevó a descuidar otros, que derivaron en tiros francos de su rival que contó con un buen porcentaje de tres puntos (42%), y que fue un arma letal ante cada reacción “rojiverde”

MALVÍN:

Marcos Cabot (7): Jugó un muy buen partido. Sobrio en la conducción y cumplió con su función de generador a partir de bloqueos directos. Aportó 12 puntos sintiéndose muy cómodo jugando en transición.

Nicolás Mazzarino (7): No gravitó desde el goleo a causa de la buena defensa de F. Pereiras persiguiendo en las cortinas, pero sí tuvo incidencia desde el pick and roll central para jugar la caída del interno y posterior descarga para el tiro. Defensivamente también dio el tono.

Dominic McGuire (6): Se acopló mucho más a las necesidades del equipo y desniveló desde el uno contra uno. Su labor defensiva no estuvo a la altura de sus posibilidades.

Harper Kamp (8): Volvió a demostrar su poderío ofensivo lastimando tanto de tres puntos como con descargas en sus caídas. Buen desempeño defensivo a pesar de algún desajuste sobre Andrew Feeley.

Hatila Passos (6): Cumplió su tarea habitual mientras estuvo en cancha. Jugó 17 minutos, producto de cargarse de faltas inexistentes que no le permitieron estar en cancha y debió salir por quinta.

Marcel Souberbielle (9): Otra vez figura viniendo desde el banco. Letal en el juego en transición para dañar de afuera, y con la versatilidad suficiente para generar rompimientos en los momentos claves del juego. Completo.

Juan Santiso (8): Brillante aporte primero defensivo, y luego castigando en ataque cada vez que fue llamado a lanzar. Su confianza y soltura le permiten destacarse dentro de un juego de equipo sumamente solidario.

F. Pomoli, E. Serres, S. Pereiras y T. Metger (-): Pocos minutos para ser evaluado.

AGUADA

Federico Bavosi (4): No fue una buena noche ofensiva del equipo y en parte se debe a una baja producción del puesto de base. Tuvo aportes aislados en ataque y no pudo detener a Cabot en defensa.

Federico Pereiras (6): Otra excelente labor defensiva. Cumplió el objetivo de bajar el goleo de Mazzarino, no así su generación desde el pick and roll (de mayor responsabilidad colectiva). Escaso aporte ofensivo.

Démian Álvarez (7): El mejor del equipo. Fue sostén del equipo con su goleo y el equipo dependió de él por varios momentos, pero el hecho de asumir tanto, llevó al equipo a carecer de lectura de juego. Atrás no pudo con McGuire.

Andrew Feeley (5): Tuvo buenos momentos en ataque encontrando el tiro en transición y jugando de espaldas al aro, aunque una pobre tarea en defensa.

Jeremis Smith (6): Buena actuación. Lastimó en el juego interno y cargó bien el rebote. El equipo sintió su baja en sus momentos de descanso.

Diego García (4): No fue gran solución desde el banco y no aporte aportarle la fluidez característica del equipo. Fue aplicado en la defensa de Cabot.

Miguel Barriola (4): No logró frenar a McGuire con su ingreso como especialista defensivo. Adelante no pudo involucrarse.

N. Santos, N. Lemos, M. Garay y J. Rodriguez (-): Pocos minutos para ser evaluados.