Despertó a tiempo

Aguada derrotó 101 a 64 (37) a Malvín y descontó en la serie final para colocarse 2–1. En el partido más desparejo de la llave, el Aguatero pasó por arriba a su rival, presionando en toda la cancha y teniendo números exteriores brillantes.

Por cuartos: 26-11, 44-24, 74-46

Jueces: A. Sánchez Varela, J. Dutra, J. Silvera

Aguada venció con autoridad a Malvín para descontar en la serie final, en un partido al que le sobraron 20’.

Desde el comienzo la actitud de Aguada fue muy distinta, saliendo a presionar en toda la cancha a Cabot, que fue defendido por Federico Pereiras desde el inicio y le sacó ritmo al conductor de Malvín. En ataque, los números en triples de Aguada fueron acalambrantes, trabajando muy bien las ofensivas jugando dentro-fuera, con 4 abiertos y castigando las ayudas del lado débil del rival con inteligentes reversiones de balón.

La máxima que llegó a tener el Rojiverde en el primer cuarto fue de 15 unidades (21-6), obligando a Malvín a plantar una zona, que tampoco le dio demasiado resultado, siendo sumamente dependiente en ofensiva de Mazzarino, que anotó, pero al que Aguada no dejó generar para el resto.

Además de las virtudes ya marcadas en el Rojiverde, nuevamente la toma de rebotes ofensivos le dio la posibilidad de tener segundas opciones, tomando el 58% de los rebotes en el aro de Malvín en el primer tiempo. La máxima diferencia obtenida por el Aguatero fue de 23 (39-16) en el primer tiempo, buscando también Aguada refugiarse en zona ante la ausencia de Mazzarino y con la vuelta del Salteño incluso plantó una combinada en cuadrado-uno.

En el tercer período se terminó de liquidar el partido, el Playero buscó cargar en el bajo con Hatila Passos, pero sufrió defensivamente, ya que Demian Álvarez atacó a McGuire y lo lastimó, siendo figura ofensiva en el momento de quiebre del juego, que terminó jugándose entre sub 23 de ambos equipos.

Andrew Feeley con 24 puntos fue el goleador del partido, seguido por Federico Pereiras y Demian Álvarez, ambos con 14. En Malvín el goleador fue Nicolás Mazzarino con 14.

El dato 

Aguada tomó un 48% de los rebotes en el aro de Malvín (15), además de tener un 52% en triples (14/27) y marcar un 18-0 en puntos de contraataque.

El MVP 

Federico Pereiras. Le fue asignada la defensa de Marcos Cabot y no falló, presionándolo en toda la cancha y retomando la confianza que había perdido en partidos anteriores.