El primer sorbo

San Lorenzo venció como local a San Martín en cifras de 86-80 (1) en el primer partido de las finales.

Gabriel Deck fue el máximo anotador del “ciclón” con 25 mientras que en el conjunto correntino se destacó Justin Keenan con 19.

Mathías Calfani: 9 minutos, no anotó (0/1 dobles, 0/1 triples), 1 rebote, 1 asistencia y 1 pérdida.

Fuente: Basquet Plus

San Lorenzo comenzó la primera final con la mala noticia de la baja de Javier Justiz, uno de los pilares en el sistema de Gonzalo García. Igualmente, los dueños de casa pudieron sacar una rápida ventaja en el marcador, a partir de un parcial 8-0 en 2:30 minutos para alejarse a 6 puntos (8-2). Encontraron muchas grietas en la defensa y las aprovecharon para pisar fuerte con Gabi Deck (7 puntos en el 1C) y las transiciones rápidas. Sin embargo, San Martín comenzó a ponerse en juego gracias a que en la segunda mitad del cuarto creció de atrás hacia adelante. En el cierre, con el aporte de Lescano atrás y Keenan adelante, el Rojinegro se afianzó definitivamente: apostó con el juego interior y metió un parcial 8-0. El Ciclón se fue al primer descanso con una ventaja de 3 puntos (15-12), gracias a un doble de Tucker.
Estuvieron palo a palo en las posesiones iniciales del segundo período, a un punto tal que luego de cuatro minutos San Lorenzo seguía ganando por 3 puntos (21-18). San Martín continuó con su lema de jugar bien cerca del aro. Por su parte, los de Boedo buscaron un poco más desde el perímetro, debido a la ausencia de Justiz. Ante la baja del cubano, García apostó por la dupla Sandes-Calfani, pero el equipo siguió teniendo dificultades para encontrar tiros cómodos, hasta que llegó el triple de esquina: dos seguidos (Vildoza y Safar). Pero el Rojinegro tuvo la capacidad para mantenerse casi siempre en competencia, gracias al aporte de Lescano, Keenan y Treise (17 de los 29 de SM en el 1T provinieron de este trío). Falló en el último minuto, y el local aprovechó para meter un parcial 8-0; volvió a aparecer Dar Tucker, quien con 6 puntos al hilo le dio la ventaja de 8 puntos al Azulgrana al llegar al entretiempo: 37-29.
Quien comenzó el tercer cuarto con la mano caliente fue Fede Aguerre, que con cuatro puntos seguidos fue clave en el parcial 8-0 en 3 minutos, que volvió a meter en juego a los correntinos: 37-37. Penka Aguirre cortó la sequía de San Lorenzo con dos triples en fila para que vuelvan a abrir una brecha de seis: 43-37, pero se pasaron de revoluciones, perdieron pelotas y no pudieron aprovechar el momento. San Martín se hizo fuerte en un juego veloz y con un enorme aporte de Wood desde la pintura, volvió a meter una racha 8-0, esta vez para pasar al frente: 45-43, en 6 minutos. En el final se terminaron las rachas y volvió el palo a palo, pero nuevamente las últimas posesiones volvieron a favorecer al local: Gabriel Deck fue fundamental con robos y puntos, para que San Lorenzo terminara el tercer cuarto 56-55 arriba en el marcador.
En el inicio del cuarto ambos equipos continuaron aprovechando sus ventajas: el Ciclón castigó con individualidades a partir del gran momento de Toru Deck y de Tucker, mientras que el Rojinegro llevó sistemáticamente la pelota al poste bajo, en donde Wood, Hicks y Keenan siguieron haciendo de las suyas. El mejor sexto hombre de la Liga metió dos jugadas de 2+1 consecutivas (en una de ellas se golpeó la rodilla Deck y tuvo que salir) y puso al frente a San Martín (64-62, en 4 minutos). Como Aguirre en el 3C, Selem Safar apareció en el momento más caliente (2 triples y 8 puntos casi en fila), para volver a darle una ventaja 73-69 a San Lorenzo en una ráfaga. Los de Boedo pudieron elevar su nivel defensivo en los minutos finales del partido: con intensidad lograron robar algunas bolas clave e incomodar la llegada de la pelota al poste bajo en los ataques correntinos. Deck realizó su trabajo en el otro costado y así el Ciclón selló el Juego 1 de las Finales con un triunfazo 86-80. El segundo capítulo se escribirá el miércoles