Con paliza incluida

Con un gran segundo tiempo, San Lorenzo aplastó como local 96-68 (28) a San Martín y se puso 2-0 en la final de La Liga en Argentina. El tercer encuentro se disputará el sábado en Corrientes.

Dar Tucker fue el goleador “azulgrana” con 27 mientras que el máximo anotador de la visita fue Michael Hicks con 13.

Mathias Calfani: 14 minutos, 9 puntos (2/2 dobles, 1/2 triples, 2/3 libres), 3 rebotes, 2 recuperos y 3 pérdidas.

Fuente: Basquet Plus

El bicampeón de la Liga arrancó certero desde el perímetro, sumando con bombas de Tucker y Mata. Sin embargo, el juego era parejo y con la excepción de esas conversiones externas, San Martín se mostraba muy firme en la marca, con un par de decisiones claras: emparejar a Aguerre con Aguirre, a Faggiano con Mata y realizar cambios defensivos ante cada cortina. Adelante, Aguerre jugó un excelente tramo (10 puntos) y fue clave para que los suyos tomaran ventaja de 20-16.

A partir de ahí, todo iba a empezar a ser de San Lorenzo. Liderado por Mata, el local se hizo dueño del partido, mejoró sus porcentajes en ataque y secó la ofensiva de los correntinos, con la excepción de un par de apariciones de Hicks. Vildoza y Calfani colaboraron con puntos desde el banco y de esa manera, los de Gonzalo García llegaron al entretiempo con ventaja de 39-33.

El quiebre definitivo de la historia se daría en el tercer período: San Lorenzo empezó con todo, tomando la primera diferencia de doble dígito (44-33) gracias a una bomba de Aguirre. Faggiano intentó liderar una reacción de San Martín, pero la misma duró muy poco: Tucker encontró ventajas atacando el aro, Vildoza respondió muy bien ante la salida de Aguirre por lesión y los de Boedo disfrutaron una tranquilizadora ventaja de 66-51.

Cualquier interrogante que le quedara al encuentro desapareció en las primeras posesiones del cuarto parcial: par de bombas de Tucker para terminar de sentenciar la victoria de San Lorenzo por 96-68, ante un San Martín que se vio completamente superado durante el segundo tiempo (57-35) y que ahora estará obligado a responder como local.