fbpx

Sigue soñando

Con doble de Federico Aguerre en la hora, San Martín venció como local a San Lorenzo en cufras de 80-79 (1) y ahora la serie está 2-1 a favor de los de Boedo. El cuarto partido será el lunes, nuvamente en Corrientes.

Michael Hicks lideró el goleo del ganador con 19 mientras que en la visita se destacó Dar Tucker con 26.

Mathías Calfani: 6 minutos, no anotó, 2 rebotes y 1 asistencia.

Fuente: Basquet Plus

San Martín comenzó mejor parado el partido, especialmente en el costado defensivo, donde sabiéndose obligado a mostrar una reacción, desplegó una gran intensidad. San Lorenzo no encontraba los caminos y apenas pudo anotar 10 puntos en el primer período. Lo del local no fue muy superior en el aro contrario, pero un par de apariciones de Wood y Hicks le alcanzaron para adelantarse por 15-10.

Luego de ese arranque para el olvido, San Lorenzo se metió en juego. Lo hizo con Tucker, Justiz y Deck a la cabeza, acompañados más tarde por un buen ingreso de Vildoza, el cual les permitió sacar una ventaja máxima de seis unidades (26-20). Igualmente, la diferencia no duró demasiado y los de González volvieron a emparejar la historia, con puntos de sus foráneos: Hicks, Keenan y una bandeja sobre la chicharra de García (esta vez suplente, reemplazado por Treise en la alineación inicial), para llegar al entretiempo empatados en 34.

Tras lo que había sido un primer tiempo terriblemente parejo, San Martín iba a conseguir quebrar el resultado en el tercero. Todo empezó con un par de conversiones de Hicks para tomar la delantera, seguidas de dos triples de Aguerre y Treise para sacar máxima de 10. Sin embargo, el dueño de casa no se detuvo ahí: siguió defendiendo muy duro, generando recuperaciones y puntos fáciles en transición, además de disfrutar de un tramo dominante de Wood. Los correntinos ganaron el período por 30-12 y se metieron a los 10 minutos finales arriba por 64-46.

De todas maneras, lejos de ser un trámite, el último cuarto iba a ser un parto para los de Corrientes. Una seguidilla de triples de un Tucker endemoniado acercó a la visita, que luego consiguió machacar en el juego interior con Justiz. La brecha se desvaneció y se llegó a un final completamente abierto. Una bomba de Faggiano parecía darle cierto aire a San Martín, pero varios errores consecutivos (Hicks falló un libre, seguido por dos en manos de Lescano, quien además cometió una infracción en el rebote), le permitieron a San Lorenzo adelantarse por 79-78, gracias a un par de simples de Tucker. Igualmente el local aún tenía la última bola y la misma quedó en manos del héroe de la noche: Federico Aguerre, quien se sacó la marca de encima, se levantó a media distanca a tiempo y clavó el 80-79 con el que deliró todo el Gigante Rojinegro. Las Finales están más vivas que nunca.