fbpx

El tri campeón

San Lorenzo venció como visitante a San Martín en cifras de 72-56 (16) y se consagró campeón de La Liga Nacional por tercer año consecutivo.

Este es el octavo título que obtiene Mathías Calfani en su carrera, el tercero con el conjunto de Boedo (2 Ligas en Argentina y una Liga de las Américas).

Fuente: Basquet Plus

San Lorenzo arrancó decidido a tomar diferencias rápidas en el Fortín Rojinegro, no solo encontrando puntos con un par de bombas de Deck y Aguirre, sino además mostrando a un Justiz dominante en ambas zonas pintadas. La visita llegó a disfrutar de una ventaja de 14-7, aunque San Martín no se quedó atras, respondió con conversiones perimetrales de Aguerre y Treise y achicó la brecha a la mínima: 21-20 para el Ciclón.

La reacción del dueño de casa se trasladó al segundo cuarto, donde un triple de Mainoldi y una corrida de Faggiano les permitió pasar a la delantera (27-25). A partir de ahí, todo fue extremadamente parejo, más allá de que San Lorenzo volvió a tener en Deck y Justiz un par de figuras decisivas, que hicieron que el bicampeón llegase a los vestuarios arriba por 39-36.

En la vuelta a la acción, a ambos equipos les costó demasiado encontrar eficacia ofensiva, especialmente a un San Lorenzo que pasó más de 4 minutos sin anotar. Sin embargo, San Martín no aprovechó esa sequía y cuando a los capitalinos se les abrió el aro, pasaron a controlar el juego: tremendo parcial de 13-0 para meterse a los 10 minutos finales al frente por 52-43.

La historia se iba a comenzar a definir en los primeros minutos del cuarto parcial, donde los de García encadenaron un nuevo tramo dominante (9-0), con el juego interior de Justiz y las penetraciones de Deck. La distancia superó los 20 puntos y San Martín ya no tuvo nada más para hacer, cayendo de pie ante el nuevo tricampeón de la competencia. San Lorenzo ganó por 72 a 56 y se quedó con la 2017/18.