Un paso fuerte

Olivol Mundial le ganó a Tabaré 79-73 (6), y le sacó cuatro puntos a su rival de turno, que cada vez se complica más en el descenso.

Por cuartos: 15-17, 31-31, 56-45

Jueces: W. Chamorro, D. Borghini y D. Gómez.

El protagonista del comienzo fue sin dudas Agustín Cabillón, que impuso su presencia en la zona pintada en la noche de su retorno a las canchas, castigando con sus caídas tras pick and roll o jugando de espaldas al aro. Anthony Criswell fue una buena compañía para contraponerse a la buena efectividad en triples que logró Diego Silva para el local.

Dos ingresos resultaron importantes para los dirigidos por Eduardo Hernández como lo fueron tanto Mateo Suárez como Nahuel Santos, para dañar la defensa rival tanto al hombre como en zona. Si bien Criswell parecía la única vía de gol confiable del Indio, no fue del todo efectivo, y sumado a la generación de juego de Emiliano Serres que fue neutralizada por Olivol, Tabaré se transformó en un equipo con escasos argumentos ofensivos.

El quiebre del juego se dio en el complemento. Los locales marcaron la cancha al salir del vestuario con un parcial de 22-10 con el que se fue arriba 53-41, con Nahuel Santos picante desde el perímetro y un incisivo Mateo Suárez para llegar hasta el aro. Dwayne Curtis, que logró salir a descansar en el tercero, fue importante con su reingreso para llegar 11 arriba al último cuarto.

Para evitar cualquier tipo de reacción, tanto Arbildi como Silva, generalmente con buena selección de tiro tras rotación de balón, lograron mantener la diferencia frente a un Tabaré sin soluciones en ataque, y absolutamente dependiente de individualidades como Criswell y Serres.

MVP

Iván Arbildi fue la figura sobresaliente de la noche. El base de Olivol culminó con 20 puntos, 7 asistencias y 4 rebotes en 40 minutos en cancha.

ESTADISTICAS