Festejó en solitario

En un partido vibrante, emotivo y con un gran marco de público; Aguada se hizo fuerte en Palermo y derrotó a Atenas 81-72 (9). El partido se jugó sólo con público local y desde que se instauró esa medida, fue una de las pocas veces que se cumplió a rajatabla. Los de la Av. San Martín ganaron un punto en una cancha que va a ser difícil para más de uno.

Más allá que el rojiverde estuvo gran parte del partido arriba en el marcador, el local se la rebuscó para siempre estar en partido y de la mano de los puertoriqueños Hernández y Belardo, hasta estar arriba durante la segunda mitad.

Claro que en el cierre apareció la jerarquía del capitán aguatero Demian Álvarez para sentenciar el juego y festejar por primera vez en la temporada. Vale destacar el trabajo de Ricardo Glenn que fue quien sostuvo al equipo a lo largo de los 40 minutos en la parte ofensiva.

Por cuartos: Aguada 23-20, 41-35 y 57-54

Jueces: A.Laulhe – Gast.Rodriguez – F.Pastorino

MVP

Ricardo Glenn fue quien sostuvo al equipo durante casi todo el partido. Más allá del cierre de Demian, fue el interno el que con sus 20 puntos y 17 rebotes, intimidó a sus rivales en el bajo.

El dato

Más allá de la derrota, fue totalmente desacable el trabajo de Luis Hernández en el perdedor. El interno cerró con 22 puntos, 10 rebotes y 7 tapas. En este último rubro se destacó, teniendo una muy buena capacidad para intimidar a sus rivales.