Festejó de afuera

Emporio Armani Milano venció a Sidigas Avellino en cifras de 82-76 (6) y se coronó campeón de la Copa Italia. El conjunto de Esteban Batista tomó una diferencia de 10 puntos en el primer chico y la mantuvo hasta el cierre del encuentro. Nuestro compatriota no fue de la partida.