Favorito natural

Es verdad que no es el mejor momento de Malvín en los últimos años. También es cierto que Goes sabe cómo jugarle y ganarle a este equipo. Pero lo que no debemos pasar por alto a la hora de analizar la serie que comienza esta tarde, es que estamos hablando del actual bicampeón, con la base que repite y una dupla de extranjeros consolidada. El pueblo “misionero” tiene motivos para ilusionarse, la campaña del equipo fue intachable, pero en playoffs el margen de error es nulo y más con un rival acostumbrado a ganar.

Perímetro: Malvín debe recuperar el nivel de jugadores claves en este sector de la cancha. Bavosi, Mazzarino y Winston son desequilibrantes, están acostumbrados a este tipo de partidos, pero su rendimiento ha mermado. Enfrente estarán Acosta, García y Vázquez. Seguramente el rol del “pelado” pase por anular a Winston, ahí puede estar uno de los puntos a tener en cuenta en la serie. De hecho en los partidos que Goes derrotó a Malvín, ese duelo terminó marcando. Acosta ha jugado una gran temporada y deberá confirmarlo en esta instancia definitiva. García es el revulsivo que tiene el equipo, con carácter y explosión. En el banco, López cuenta con Martínez, Santiso y Souberbielle. Allí el “enano” es quien puede cambiar un trámite, más por lo que hace en ofensiva que en defensa. El caso de Marcel es diferente, se ha ido ganando minutos por su buen desempeño y eso hace crecer al jugador en confianza. Ponce por su parte acorta la rotación, Marotta le da solidez a la conducción viniendo del banco. Es un base aplicado, que cuando juega con Acosta lo libera para que éste tome sus tiros y cuando le toca hacerlo con García lo hace correr. Habrá que ver si el corto recambio no le juega en contra en una serie que se juega cada 72 horas.

Interno: La principal diferencia aquí parte por el lado del recambio. Malvín con Calfani y Hoskin tiene alternativas para atacar y defender. Es que los dos juegan pero a su vez son vitales para el andamiaje defensivo del equipo. Enfrente están Harrison y Williams, una dupla que se consolidó rápido. Tanto a Calfani como a Williams les gusta abrirse y tirar de afuera, Harrison es un jugador que marca diferencia en el uno contra uno y Hoskins se hace fuerte en la toma de rebotes.

A la hora de recambar, López cuenta con Newsome, un revulsivo en ese sentido que puede variar un trámite. También Souberbielle y hasta el mismo Winston le estiran la rotación al “playero”. Por su parte Ponce recuperó a Cáceres y tiene a Martínez, que son jugadores de rol y que su principal tarea es intentar desgastar en los minutos que le dan de respiro a sus extranjeros.

Favoritismo: Malvín parte como candidato a llevarse la serie. De hecho y a pesar de no estar en su mejor momento, es el equipo que se armó para ser campeón. No es tarea simple ganarle 3 partidos a un equipo que en este tipo de instancia crece en su rendimiento. Goes deberá trabajar muy bien los juegos. Pensar cuarto a cuarto y sobre todo estar fuerte en lo anímico si le toca sufrir algún traspié. No imagino una serie con “barrida” y para el “misionero” pegar duro en el primer partido es determinante para el resto de la llave.