Mal momento para Barbieri

La derrota de Welcome ante Hebraica no sólo puso la serie 0-2 para los de la calle Frugoni, sino que abrió viejas heridas que parecían haber cicatrizado pero apenas habían sido tapadas.

Tras el partido muchos hinchas se enfocaron en los jueces, pero algunos allegados cuestionaron la rotación de Sebastián Barbieri a lo largo del juego.

El cruce más importante se volvió a dar con Osky Moglia, con quien se había generado algún inconveniente al inicio de la temporada. El padre de Santiago y Martín fue quien más criticó las variantes del entrenador a lo largo del juego y la rotación que realizó.

Parte de la directiva tuvo que separar el mal momento que se vivió con el entrenador y también de algunos hinchas con Diego Pereyra, a quien le reclamaron su baja producción en la temporada y el libre errado sobre el final.