Duro para lo que viene

Martín Osimani demostró anoche un profesionalismo digno de ser destacado. El base de Defensor Sporting se cambió y estuvo a la orden a pesar de tener un desgarro de 9 milímetros y una rotura parcial del tendón del tríceps.

El «Oso» estuvo 19 minutos en cancha, aportando 2 puntos y 4 asistencias. Como era de esperar, una vez que Jauri decidió reemplazarlo, su retorno no se pudo dar. Es que si se enfriaba la zona afectada el dolor aparecería y tal cual estaba previsto, miró el segundo tiempo desde el banco.

A su vez la sanidad informó que sufrió un golpe en la zona por lo que su participación para el partido del viernes está en duda.




Be the first to comment

Leave a Reply