El fútbol acompañó

Apenas faltaban 5 minutos para que comenzara el partido entre Malvín y Defensor Sporting y gran parte de la atención del público y dirigentes allegados no estaba en la cancha; sino que los ojos de todos se desviaron hacia la tribuna.

Allí estaba haciendo su ingreso el plantel casi completo del futbol de Defensor Sporting, encabezado por su entrenador Eduardo Acevedo.

Esta fue un pedido de Nicolás Olivera hacia sus compañeros la semana pasada y anoche un sector del Palacio fue ocupado por casi 20 jugadores del plantel principal.

De hecho previo al inicio del juego, el arquero Yonatan Irrazabal se juntó e intercambió unas palabras con Martín Osimani. Algo que sin dudas no hace más que unir a un club que demuestra que el futbol y basquetbol van por el mismo camino.