Los pibes crecen

Luciano Parodi a pesar de sus 21 años ya es todo un hombre dentro de la cancha. No hace falta hablar de sus condiciones, sino que sólo basta con repasar que cada vez que el sanducero jugó bien Hebraica ganó. El equipo está en la final y a un triunfo de ser campeón.

Más allá de eso anoche tuvo un par de mustras de carácter dignas de un líder. Es que en el último cuarto un par de veces le hizo frente a Leandro García Morales tras protestas a la terna arbitral. Claro que todo subió de tono cuando le pitaron un técnico al goleador justamente por protestar: «Callate y defendé», le dijo el base a su compañero con claras muestras de enojo.

Tras esa situación llegó un doble de Hebraica y Lenador se acercó a Parodi para asimilar su error. Son esos detalles que no muchos ven pero que hacen al crecimiento de un jugador que en nuestro medio no tiene techo.