Como le gusta al hincha

Atenas derrotó a Capitol en Palermo por 93-92 (1) en tiempo suplementario. Lamar Roberson anotó 23 tantos y Juan Cambón 19, incluyendo el gol y foul que le permitió ganarlo sobre la hora.
 Capitol aparecía como una visita complicada desde el arranque, defendiendo duro para capitalizar los errores del rival y correr la cancha. Juan Wenzel lideró los ataques, siendo bien acompañado por Nate Drayton en la pintura. Si bien el local luchaba con puntos de Ignacio Pons, una racha importante de triples le posibilitó a los del Prado terminar el primer cuarto 23-16 arriba.
Martin Frydman metió mano en el banco y sacó buenos resultados, obteniendo otra intensidad en defensa y frescura en ataque gracias a Lucas Lepiani y Omar Galeano. Matías Martínez acompañaba en el juego interno, y por si fuera poco, Lamar Robertson calentaba la muñeca con un triple sobre el cierre para que los suyos se vayan al descanso largo 40-34 por delante.
Roberson_19.05
Robertson continuaba implacable en las “Alas Negras” y mostraba su categoría. El “Capi” se desdibujaba con el correr de los minutos y solo ofendía en manos de Federico Pereiras, rematando el mal momento con un triple de Lepiani para entrar al último chico 64-48 abajo.
Los dirigidos por Fernando Cabrera lograron cambiar la pisada y regresaron con un parcial de 6-0 en base al trabajo de Drayton en la pintura, no obstante el locatario se recompuso y recuperó la máxima de 16 a falta de siete minutos por jugar. Pero allí, en el peor momento de su equipo, Pereiras y Wenzel formaron una dupla explosiva para remontar el partido con una catarata de puntos. Atenas cometió muchos errores, y si bien Wenzel empató las acciones en 82 a falta de 20 segundos para el cierre, Pons desaprovechó la chance de liquidarlo enfavor del “Albiceleste” tras malograr dos libres a falta de dos segundos.
La paridad no se rompía en el alargue, aunque los del Prado parecían trasladar el buen momento al tiempo extra y sacaban una pequeña ventaja. Sin embargo, Ignacio Cambón se convirtió en el héroe de la película al conseguir un doble y transformar la falta en el libre definitorio para dejar las cosas 93-92 a falta de 12 segundos.
 Lamar Roberson anotó 23 tantos y Juan Cambón 19, mientras que Nate Drayton puso 23.