Tricovictoria

Nacional le ganó de atrás y a domicilio a Miramar por 79-60 (19) y obtuvo así su tercer triunfo en el torneo.

El inicio fue favorable al local, que propuso una zona 2-3 en gran parte del primer tiempo y fue el aspecto que le dio resultado para frenar a Kenny Adeleke, quien era la única vía de gol “tricolor” hasta el momento, y así poder sacar una máxima diferencia de 12 puntos (35-23). En ese sentido, fue fundamental el trabajo que realizó Matías Nicoletti como el líder en ofensiva del “mono”, dentro de un esquema colectivo que era superior al del equipo “tricolor”.

Tras el 37-30 del primer tiempo favorable al local, todo cambió para el complemento. Dos bombazos de Adrían Bertolini lo devolvieron al “bolso” al juego, y Nicolás Ibarra fue el artífice de un parcial de 20-6 con el que su equipo no solo pasaba al frente, sino que sacaba 7 de distancia (50-43).

El partido ya era otro. Nacional tenía el dominio del marcador y del juego, y lo hizo notar. Tanto Ibarra como Adeleke se encargaron de liquidar las acciones en el último cuarto, ya que fueron los líderes en ofensiva que lograr una máxima de 19 (75-56), que no dio lugar a la reacción.

El propio Nicolás Ibarra fue el goleador de la noche con 22 puntos, seguido por Adeleke que lo siguió con 21, mientras que en el local se destacaron Jerrel Williams con 19 y Matías Nicoletti con 13 unidades.