«En algún momento iba a pasar»

Pablo Morales se retira de la actividad del basquetbol como jugador, pero no del ambiente ya que continuará trabajando como asistente técnico de Álvaro Tito en Trouville, y con las Formativas de Aguada. “Fue una decisión que la fui procesando en todo un año. En algún momento iba a pasar, también lo he hablado con mi familia”, manifestó.

Varios títulos son los que acumuló en distintos equipos a lo largo de su carrera, fue 3 veces campeón Federal con Cordón (1995, 1996 y 2001), y luego de Liga, con Salto Uruguay en 2004-2005, Trouville en 2005-2006, y la última vez en 2012-2013 con Aguada. El último año lo jugó en Urunday Universitario, equipo con el que llegó a Cuartos de Final. A pesar de ser un ganador nato, remarcó que: “todos los momentos los disfruté, porque pude jugar al basquetbol por mucho tiempo, desde los 17 años. No calificó una etapa como bueno o malo por lo triunfos deportivos, sino agradezco poder haberme dedicado de lleno a un deporte que amó”

 Con respecto a su nuevo rol de trabajar al lado del entrenador del “Rojo”, explicó que la idea se originó en el viaje con la Selección Femenina, pero que : “la decisión del retiro va más allá de esta oportunidad, no tiene nada que ver”.