En casa mando yo

Emporio Armani Milano volvió a hacerse fuerte de local y derrotó 94-73 (21) a Grissin Bon Reggio Emilia, poniendo la serie 2-0. Si bien el elenco de Batista fue quién dominó el trámite en líneas generales, recién en el cuarto final pudo sacar la diferencia tranquilizadora con un parcial de 25-11.

El pivot aportó 2 tantos (1/2 dobles), 1 rebote y 1 asistencia en 12 minutos. El máximo anotador del ganador fue Alessandro Gentile con 23 mientras que el goleo del perdedor lo lideró Amedeo Della Valle con 20.