Hogar dulce hogar

Manteniendo la tendencia de estas finales en la que siempre triunfaron los locales, Emporio Armani Milano venció cómodamente a Grissin Bon Reggio Emilia en cifras de 97-73 (24) y ahora comanda la serie 3-2.

El partido se quebró en el primer chico en el que los dueños de casa colocaron un 29-8. En los siguientes cuartos se dedicaron a administrar dicha ventaja. Esteban Batista estuvo 17 minutos en cancha, anotó 8 tantos (4/4 dobles), bajó 4 rebotes y dio 1 asistencia. Mantas Kalnietis lideró el goleo de EAM con 16 unidades. Por su parte, Pietro Aradori fue el goleador de la visita con 14.