«Borrate que vamos a entrar»

El encuentro entre Capitol y Stockolmo debía jugarse a puertas cerradas, y si bien eso se respetó en gran medida, no faltaron los problemas.

Durante el primer tiempo se corrió un rumor que se terminó confirmando minutos más tarde, y es que se encontraban en las afueras del gimnasio dos personas que portaban algún arma.

El presidente de la divisional, Leo Reinaldo, habló sobre la situación que también derivó en una denuncia policial por una amenaza que recibió un efectivo de la guardia privada: “Me llamaron para avisarme de una amenaza y tuve que venir. Al parecer la situación se dio en un portón que estaba cerrado, donde se encontraba un efectivo de la guardia quien notó que uno de estos individuos traía un arma consigo”.

No te hagas el vivo. Borrate de acá que vamos a entrar”, eso le dijo éste último a la persona de la empresa Vector, según dijo el propio Reinaldo, lo que en definitiva tuvo como consecuencia la denuncia.

El presidente aclaró también lo que refiere a la parte deportiva: “Para que esto le traiga consecuencias a Stockolmo tiene que haber pruebas, que de momento no hay. Nosotros ya le pedimos a la seguridad privada que eleve un informe sobre los hechos y a partir de ahí habrá que analizar la situación”, esto teniendo en cuenta que la persona que realizó la amenaza, en primer momento fue identificada como hincha de Stockolmo, aunque una vez culminado el partido se informó que el funcionario no pudo identificarlo al ampliar la denuncia policial.