No se baja de la pelea

Larrañaga venció a Miramar por 72-61 (11) en condición de visitante y de esta manera llegó a su séptima victoria en el campeonato, mientras que el monito sufrió su segunda derrota en fila.

El partido comenzó siendo muy desprolijo, los errores y pérdidas era lo que más predominaba tal es así que con tres minutos de juego igualaban en 3. Se hacía muy cortado y con muchos fouls pitados. Debido a todo esto el encuentro era parejo, había diferencias mínimas entre ambos equipos y era Larrañaga quien restando 4 minutos tenía 4 puntos de ventaja, 11-7 con un Dandridge que comenzaba a aparecer en el goleo. Miramar colocó un 5-0 con triple de Mazzucchi y López para pasar por mínima pero la visita corriendo bien la cancha volvió a tomar el liderazgo y cerró el primer chico ganando 18-12.

Dandridge era el mayor problema de los dirigidos por Yaquinta que no lo podían defender, el conjunto local lograba buenas defensas consecutivas pero jugaba muy mal ofensivamente, esto no le permitía descontar prácticamente y buenas apariciones de Pomoli le daban 8 puntos de renta al milrayita obligando al entrenador de Miramar a pedir minuto de tiempo. El encuentro no cambiaba, sin jugar bien Larrañaga manejaba 7-8 unidades a su favor a falta de 3 minutos para el final del primer tiempo,  aprovechando el pobre nivel de su rival que cometía una enormidad de pérdidas. Era muy bueno el trabajo defensivo sobre el extranjero del cebrita dando en el momento justo el paso atrás onligandolo a caminar.

Un triple de Nicoletti- aspecto del que careció toda la noche- hizo achicar las diferencia pero nuevamente un muy mal cierre finalizó con el primer tiempo, 31-21 para Larrañaga.

A la vuelta del complemento estuvo el quiebre del partido, la renta comenzó a crecer y a Miramar el partido poco a poco se le hacía cuesta arriba. Hubo un buen ingreso de Rodrigo Cardozo que fue quién mejor defendió a Dandridge pero igualmente el extranjero fue determinante en el goleo milrayita que promediando el chico ganaba 40-28. El conjunto local comenzaba a padecer el partido ya que no aprovechaba las oportunidades que tenía de descontar cada vez que se le presentaba. Dos triples consecutivos de Suárez para Larra golpearon y mucho a los de la calle Santiago Gadea ya que con esto la diferencia era de 15 puntos 46-31, el tiempo corría y Miramar estaba en serios problemas. Para empeorar aún más el escenario un técnico mal pitado de Bartel a Esteban Yaquinta hacía que Larra venciera por 18 unidades, nuevamente con Dandridge como abanderado que estaba intratable tomando en muchas oportunidades el juego para él de manera exitosa. Los primeros 30 minutos de juego finalizaron con una ventaja difícil de descontar para el monito, 56-38.

_MJM9457

En el último cuarto el locatario hizo lo que debía, presión extendida en la salida para intentar descontar y poder ponerse en partido. Poco a poco lo fue logrando, con mucho más corazón que juego, metiendo y con su gente empujando Miramar daba pelea. Larrañaga tuvo un pasaje de varios minutos donde estuvo incómodo, errático. Dandridge bien controlado y su equipo no logrando convertir, tomando muchos tiros exteriores sin éxito y fallando desde la línea simple. Un triple de Mazzucchi colocó al dueño de casa a 9 unidades restando 5 minutos para el final pero nunca logró terminar de colocar la reacción, Larrañaga no se quebró. Pudo mantener la ventaja de 10-12 puntos en los minutos finales del partido ya con un Miramar sin ideas y con el reloj como principal enemigo. Fue triunfo visitante 72-61, más que justificado controlando absolutamente el encuentro a lo largo de los 40 minutos.