Trepa el monito

Miramar derrotó 96-79 (17) a Stockolmo en condición de visitante y crece en la zona baja de la tabla en una fecha en la que sus rivales directos también ganaron. Un gran tercer chico del “monito” con un parcial de 31-16 le permitió llevarse la victoria. El mejor jugador de la cancha fue Nick Wadell con 24 puntos y 10 rebotes, secundado por Damián Blazina con 12 unidades, 6 asistencias y 4 rebotes.

La visita fue superior desde el arranque, en cuatro minutos de juego consiguió una ventaja de 7 unidades, la clave de su juego se basaba en una gran defensa que obligaba al dueño de casa a tirar desde más allá de los 6.75 y anotando solo 2/8. El primer chico se fue 25-16.

Para el segundo cuarto los dirigidos por Santerini salieron con otra cara, mejoraron notoriamente en defensa y en ataque aprovecharon que su rival enfocaba la marca en Drye para jugar con Ferreyra y Magnone. La única vía de anotación de Miramar se convirtió en Wadell. El primer tiempo finalizó 43-42 a favor del local.

_MJM0497

El segundo tiempo fue favorable a la visita, sin embargo no sacó una amplia renta hasta el final, a falta de cuatro minutos la ventaja era de 3, y tras un parcial de 6-17 se puso 73-59. Stockolmo logró contener a Wadell, pero aparecieron Martín López y Rodrigo Cardozo para suplir al foráneo. El local no lograba vulnerar la defensa de su rival, y tomaba tiros muy incómodos, 3/8 en dobles. En el cuarto final empezó mejor la “S” y se puso a 10, sin embargo el “Monito” se recuperó rápidamente llegando a sacar 21, y nunca peligró su victoria.

El mejor jugador de la cancha fue Nick Wadell con 24 puntos y 10 rebotes, secundado por Damián Blazina con 12 unidades, 6 asistencias y 4 rebotes. En el dueño de casa el más destacado fue Facundo Ferreira con 27 tantos y 4 rebotes.