Mostró la chapa

Argentina derrotó a Uruguay en cifras de 82-58 (24) por el Sudamericano de Caracas. Schattmann fue el goleador con 13 tantos en el ganador, mientras que Fitipaldo anotó 12 para los celestes.

Desde el arranque, los dirigidos por Signorelli mostraron mucha intensidad atrás, dominando la lucha en la pintura ante un equipo liviano. Batista  atacaba de forma inteligente, generando juego desde el poste, y el «Pica» Aguiar terminaba bien las transiciones rápidas para redondear un parcial de 11-4. En el cierre, los argentinos pusieron un 4-0 para acercarse y terminar 14-8 abajo.

La «Albiceleste» estiró la reacción y puso un 7-0 en el comienzo del segundo con triple de Aguerre. Por si fuera poco, los relevos entraron de muy buena forma y le dieron otra frescura al equipo, lo que permitió mover mejor la pelota para encontrar una serie bombas  con Schattmann como abanderado. Vázquez dio una gran mano desde el banco y aportó intensidad al cuadro, tanto adelante como atrás. Sin embargo, el rival despertó nuevamente para colocar un 8-0 en el cierre con dos bombas fugaces y dos libres, lo que dejaba las cosas 36-29 en favor de Argentina.

Los de la vecina orilla aprovechaban las malas decisiones de Uruguay para contestar con corridas, lastimado abajo con Delia para estirar aún más las diferencias. Por si fuera poco, la efectividad desde el perímetro continuaba siendo tremenda, por lo que Mainoldi y Aguerre se sumaban al festín.  Fitipaldo se enchufó y colocó un par de triples importantes aunque la diferencia era difícil de absorber, por lo que nuestros compatriotas terminaban el tercer chico 60-42 por debajo.

Romano convirtió bandejas cerca del cesto para terminar de quebrar el trámite, liquidando definitivamente el partido. Argentina movió bien la pelota y siguió demostrando efectividad y buena lectura de juego, terminando sin sobresaltos ante una selección que luchaba pero se veía desbordada.

Schattmann fue el goleador con 13 tantos en el ganador, mientras que Fitipaldo anotó 12 para los celestes.