Gana confianza

Uruguay derrotó a Perú por 95-50 (45) para alcanzar la segunda victoria en el torneo. Mathias Calfani fue el goleador con 20 puntos, seguido por los 15 de Federico Haller.

Los incaicos entraron concentrados, y con triple de Barrios se ponían 5-0 arriba de forma rápida. En adición, Fuller asumió y aportó puntos importantes. Uruguay creció a partir de la defensa, los dejo sin gol y robó pelotas para correr la cancha con Fitipaldo como conductor. Además, la diferencia en la pintura se notaba y tanto Calfani como Wachsmann sacaban provecho para dejar a los suyos 25-17 arriba en el primer cuarto.

Signorelli rotó el banco y le dio aún más intensidad y frescura al equipo. Las diferencias se acentuaron y la presión sobre la pelota surgía efecto, lo que facilitó un parcial de 12-3. Si bien las transiciones rápidas eran la primera opción, la pelota se manejaba con criterio con Parodi y Calfani como estandartes; para que los celestes terminen el primer tiempo 39-25 arriba.

Con la misma receta, la selección uruguaya puso un 11-0, que luego se transformó en un 24-6. Calfani sacaba provecho de su versatilidad a la hora de ofender, y Vázquez acompañaba con actitud en ambas partes de la cancha. Para completar el buen momento, Zanotta le aportó cabeza al juego para que el seleccionado uruguayo finalice el tercer periodo 76-37 por delante de un equipo que abusaba del tiro exterior.

Haller se abría y era clave, liquidando definitivamente el trámite. En el cierre, con el partido liquidado desde varios minutos atrás, los relevos «charrúas» aprovecharon los minutos para mostrarse y asentar la idea del entrenador.

Mathias Calfani fue el goleador con 20 puntos, seguido por los 15 de Federico Haller. Mientras tanto, Fuller fue el goleador del partido con 21.