No se rinde

Tabaré derrotó a Stockolmo por 77-75(2) y sigue luchando por uno de los ascensos. Clarence Matthews fue el goleador con 30 tantos, seguido por los 21 de Gonzalo Rivas.
Los del Prado empezaron a toda máquina, con una defensa dura y áspera que minimizó al rival a su mínima expresión. Además,  la pelota se movía con criterio para que Pintos y Drye finalicen las jugadas cerca del aro, lo que le permitió a los suyos poner un tempranero parcial de 13-2. Matthews abrió el cerrojo y lastimó mucho en ofensiva cuando le llegó la pelota, sacando todo su repertorio en ataque para anotar tanto de media como de larga distancia y dejar a su equipo arriba por 24-22 de cara al segundo cuarto.
Viana se apoderó de las ofensivas y asumió de buena forma para colocar un rápido 5-0. Luego, Ferreira tomó la posta y generó a partir de penetraciones hacia el aro, estirando el bueno momento del «Azul». Matthews se las ingeniaba para seguir anotando, pese a que las marcas se multiplicaban; y en adición, el interno repartía juego para que Octavio Medina aporte lo suyo en el perímetro, lo que dejaba las cosas 40-40 de cara al descanso largo.
El «Indio» colocó un rápido 6-0 y parecían escaparse, con Rivas a cargo de la generación de juego. No obstante, la «S» recupero la memoria y puso en práctica una defensa voraz, tirando presión toda la cancha por momentos, para  incomodar al rival y robar pelotas. Esto contagió al equipo y a su hinchada, lo que le permitió reaccionar con corridas de Ferreira y empatar en 55. En el cierre, chispazos su extranjero hacían que Tabaré entrará al último chico 61-57 por delante.
Los dirigidos por Perdomo mostraron momentos de buen Básquetbol y trabajaba bien las ofensivas, aprovechando el buen momento de su pívot, para que Rivas complemente con buena puntería desde la línea de tres puntos. Los de Camino Castro proponía un juego mucho más vertical y lastimaba con la velocidad de Viana, lo que emparejó las cosas y derivó en un final cerrado y friccionado. Matthews, al igual que toda la noche, aprovechó al máximo las oportunidades y fue determinante para sacar una luz importante a poco del final. Una pésima efectividad desde la línea y malas decisiones resucitaron las esperanzas de su rival, que incluso tuvo la oportunidad de ganar el partido con un triple agónico de Pintos, aunque sin suerte.
Clarence Matthews fue el goleador con 30 tantos, seguido por los 21 de Gonzalo Rivas. Mientras tanto, Trevante Drye fue el máximo anotador de la «S» con 20 unidades.
Línea del terror
Los del Parque Batlle sufrieron más de la cuenta para liquidar el partido, y la escasa efectividad en libres fue una de las principales causas. El «Indio» nisiquiera alcanzó un 50% desde la línea, terminando con 10 libres en 21 intentos. Para rematar, en el momento más decisivo, el equipo falló en cuatro ocasiones consecutivas, lo que le pudo haber costado el punto.